La emotiva carta de Cristiano Ronaldo sobre su infancia y sus inicios en el fútbol

Cristiano relata algunos momentos de su infancia y sus inicios en el fútbol, de una manera nunca antes conocida por el delantero merengue. 

Qué! 4 de octubre de 2017

La emotiva carta de Cristiano Ronaldo sobre su infancia y sus inicios en el fútbol
Foto: Qué!

El crack del Real Madrid ha escrito una emotiva carta en 'The players Tribune' donde cuenta numerosas intimidades personales y familiares desde que comenzase en el mundo del deporte. 

A lo largo de su texto deja ver que al principio era todo nuevo para él y que a pesar de los baches que se suelen producir en los comienzos, tenía ganas de seguir en el mundo del fútbol. "El primer día había un montón de reglas que yo no entendía, pero me encantó. Me enganché a la organización y a la sensación de ganar".

El madridista recuerda a su padre, al que llama "Mi representante" y confiesa, según publica el diario 'Marca', no imaginarse ahora como padre, "vivir una experiencia similar a su aventura con su hijo como protagonista".
Como muchos futbolistas, el portugués deja claro que el fútbol se lo ha dado todo, pero también le ha alejado de su casa cuando todavía no estaba realmente preparado. Recuerda con nostalgia algunos de los momentos más señalados de su infancia y de la situación por la que atravesaba su familia. "Significó mucho para mí. Cambió en mí. Me sentí orgulloso. Es cierto que no teníamos mucho dinero en esa época. La vida no era fácil entonces en Madeira. Solía jugar con botas viejas que heredaba de mi hermano o que me prestaban mis primos. Pero cuando eres niño, no te preocupa el dinero". 

Además, el futbolista se sincera y reconoce que ya a los 11 años sabía que tenía más talento que los demás y por ello, decidió trabajar mucho más duro que ellos. "Yo sabía que era capaz de hacer cosas en el campo que otros chicos de la academia no podían hacer. Recuerdo la primera vez que escuché a uno de ellos decirle a otro, '¿Has visto lo que acaba de hacer? Es una bestia'". 

Dice sentirse orgulloso cuando se convirtió en jugador del Manchester y que fue uno de los momentos de máximo orgullo para él, pero sobre todo para su familia. Cuenta que su sueño era juagar en el Madrid, conseguir todos los récords posibles y convertirse en una leyenda de este club. "Después de 400 partidos con el Madrid, ganar sigue siendo mi máxima ambición. Lo es todo para mí. Creo que nací siendo así. Pero la sensación cuando gano ha cambiado. Este es un nuevo capítulo en mi vida".

Momentos como la última victoria de la Champions en Cardiff, donde tras el pitido final, sintió que había "mandado un mensaje al mundo", ha sido uno de los mejores recuerdos y momentos por los que ha travesado el crack del Real Madrid.