Manuela Carmena abona al Atlético un pago de más de seis millones de euros

Ahora Madrid y el Partido Popular han sacado adelante la votación de este pago enmarcado en el convenio patrimonial de la venta de los terrenos en los que se encuentra el estadio al que se ha opuesto el Partido Socialista y se ha abstenido Ciudadanos. 

Qué! 27 de septiembre de 2017

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado con los votos a favor del equipo de Ahora Madrid liderado por la alcaldesa Manuela Carmena y los del Partido Popular el pago heredado de la venta de los terrenos de la Peineta al Atlético de Madrid. La cifra alcanza los 6,2 millones de euros, ya que los populares con Alberto Ruiz Gallardón en 2008 acordaron la compra de 126.305 entradas como pago por la venta de esos terrenos entre los años 2010 y 2014.

La abstención de Ciudadanos ha ayudado en parte también a sacar esta votación del pleno del Ayuntamiento a la que se ha mostrado en contra el PSOE. Ha sido fruto de una votación extraordinaria convocada por una comisión extraiordinaria de Cultura y Deportes de Madrid.

Carlos Sánchez Mato, delegado de Economía y Hacienda, hizo alusiones a estos pagos que los anteriores gobiernos municipales, con Gallardon y Ana Botella, no llevaron a cabo en su día de unas facturas que alcanzaban los seis millones de euros y que no gozaban de un status legal. Hay que recordar que el pago fue suscrito entre Ayuntamiento y Atlético de Madrid en el acuerdo por el traspaso al nuevo estadio.

Además, Mato señaló que en la última legislatura la alcaldesa y su equipo de Gobierno gastaron parte de lo obtenido por la venta del estadio en entradas para ver el fútbol. El cambio ha sido radical desde la llegada de Ahora Madrid, ya que el club rojiblanco y los populares acordaron en su día que parte de ese pago se tenía que poner en forma de entradas para ver los encuentros de fútbol. 

Según el delegado, Madrid se enfrenta a un problema legal cuya solución es "complicada", ya que "el importe obtenido por la venta de bienes inmuebles, debe destinarse a bienes inmbuebles y no a venta de entradas de fútbol" tal y como recoge la ley.