Ya son diez años sin ti, Antonio

Hoy 28 de Agosto se cumple una década del fallecimiento de Antonio Puerta, que sufrió una insuficiencia cardíaca en el partido que enfrentaba a Sevilla y Getafe en el año 2007.

Alejandro Cañas 28 de agosto de 2017

25 de Agosto de 2007. Sevilla Fútbol Club y Getafe inauguraban la Liga BBVA 2007/08. Todo sucedió a la media hora de dicho partido. Con el balón en juego, Antonio Puerta se agachó al suelo fruto del mareo que sufría, y cayó al suelo desplomado. Los servicios médicos del Sevilla y especialmente Dragutinovic trataban de intervenir rápido al jugador.

Fue sustituido y llevado en camilla a los vestuarios. Posteriormente, ya en el túnel, Puerta volvió a desmayarse mientras se dirigía hacia los vestuarios. Debido a ese desmayo, fue trasladado al hospital Virgen del Rocío, con previas pruebas como TAC de cuerpo entero o ecocardiografía. Tras estar en coma 72 horas y en una situación muy crítica, Antonio Puerta falleció. La noticia la comunicó el presidente José María del Nido.

Tanto él como todos los miembros de la plantilla rompieron a llorar. Lloraron juntos y abrazados la muerte de un futbolista que estaba destinado a hacer historia con el equipo de su vida y que un mes más tarde iba a ser padre de un hijo, al que le pusieron de nombre Antonio, y que en cada Trofeo Antonio Puerta es el protagonista de todos los actos realizados en recuerdo de su padre.

La huella que dejó Antonio Puerta en el club hispalense es imborrable. El centrocampista siempre será recordado como el hombre del gol ante el Schalke que condujo a la primera final continental que jugó el equipo hispalense y que supuso la primera piedra en el camino del mejor Sevilla Fútbol Club de la historia. Antonio inauguró la etapa más exitosa del Sevilla, y desgraciadamente, no pudo ser partícipe de ella. Desde el cielo ha visto como su Sevilla ha hecho historia en Europa y se ha convertido en uno de los mejores equipos del fútbol español.

Una Copa del Rey, una Supercopa de España, dos Europa League (Anteriormente Copa de la UEFA), y una Supercopa de Europa son los títulos que dejó Puerta en las vitrinas del club de su vida. Desde Agosto de 2008, el Sevilla FC creó un trofeo a su nombre. Todos ellos especiales para honrar su memoria, aunque el último más todavía.

Ese traslado al lugar del césped donde cayó. Las flores para avivar su recuerdo. Y por supuesto, los aplausos en el minuto 16 de cada partido, como el Espanyol con Dani Jarque en el minuto 21. El mundo del fútbol nunca olvidará a la zurda de diamante, como se le conocía.

Descansa en Paz, allá donde estés, Antonio.