Todo lo que debes saber del Caso Márquez

El futbolista mexicano es acusado de haber tenido relaciones con el narcotráfico y le han suspendido y embargado todos sus bienes en Estados Unidos, país donde reside.

Alejandro Cañas 11 de agosto de 2017

Rafa Márquez pasa los peores días de su vida personal. El futbolista azteca, considerado un referente en México, ha sido incluido en la lista negra de las 20 personas físicas y jurídicas mexicanas con las que el Departamento del Tesoro estadounidense vincula con el narcotráfico. Además, hasta un total de nueve empresas que corren a cargo del futbolista se han visto implicadas por encubrir a organizaciones criminales que representaban.

Al jugador le ha sido prohibida taxativamente la entrada al país norteamericano, y le han sido embargados todos los bienes que posee en Estados Unidos, como cuentas corrientes y las propiedades que allí posee el que fuese jugador del Fútbol Club Barcelona. Por otra parte, el Gobierno de Donald Trump prohibe a cualquier empresa del territorio nacional estadounidense contraer relaciones comerciales con Márquez.

La última novedad sobre el caso fue una declaración voluntaria del mexicano ante los medios de comunicación en la ciudad mexicana de Guadalajara en la que negaba rotundamente cualquier implicación con el narcotráfico: "Diversos medios de comunicación señalaron que soy objeto de persecución por parte del Departamento de Tesoro de Estados Unidos por supuestos hechos relacionados con una organización criminal. Niego categóricamente cualquier tipo de relación con dicha organización y los hechos referidos en las notas periodísticas".

Por otro lado, Rafa Márquez y sus empresas han sido acusados de lavar dinero ilícito y ocultar el nombre de dichas organizaciones delictivas. En la lista aparecen precisamente su escuela de fútbol que lleva su nombre y su fundación Fútbol y Corazón, a través de la que ayudaba a niños en situación de pobreza y exclusión social y por la que recibía subvenciones de cuatro millones de euros.

Estos hechos no han hecho más que dañar la reputación profesional y personal de Rafa Márquez, acusado de tener relaciones personales con el narco Raúl Flores, que trabajó para el Joaquín "El Chapo" Guzmán.