¿Qué recursos tiene Sergio Scariolo para suplir a Llull?

La lesión grave que sufrió Sergio Llull ante Bélgica supone una baja muy sensible y complicada de sustituir para Scariolo, que tampoco tiene a Diop.

Alejandro Cañas 10 de agosto de 2017

Se acumulan los problemas para Sergio Scariolo de cara al Eurobasket. En el primer cuarto del partido entre España y Bélgica que los nuestros acabaron perdiendo 71-89. Sergio Llull encendió las alarmas tras acabar por los suelos dando unos gritos desgarradores de dolor, ya que se le fue la pierna derecha e hizo un feo gesto con la rodilla. 

El de Mahon fue retirado hacia los vestuarios y de ahí, al hospital ante la mirada perdida de sus compañeros y de Sergio Scariolo. Horas después, la Federación confirmaban los peores pronósticos del jugador balear. Rotura del ligamento cruzado que le tendrá alejado de las canchas de baloncesto por lo menos seis o siete meses, lo que supone la segunda baja de España tras la lesión muscular de Ilimane Diop.

Scariolo tiene dos opciones sobre la mesa, o continuar adelante con los jugadores que tiene, o bien llamar a algún jugador que pueda sustituirle, aunque el abanico de opciones en ese sentido es muy reducido y tampoco hay mucho por donde elegir. Pau Ribas, que podría ser su sustituto, no ha ido precisamente por lesión. Sergi Vidal en ese sentido es la opción más interesante

Por otro lado, el único escolta que queda en la selección es Juan Carlos Navarro, aunque apurar el torneo y los amistosos con el catalán sería desgastarlo demasiado. En este sentido, la amplia gama de aleros permite poner a algún sustituto. Xavi Rabaseda, San Emeterio, Alex Abrines y Joan Sastre si pueden ayudar en esa posición, en la que España ganaría centímetros en la pintura y perdería tiro exterior. 

También España puede jugar con dos bases, con Sergio Rodríguez y Guillem Vives ayudando en esa posición. No sería la primera vez que Scariolo juega con dos bases, ya que se ha hecho muchas veces cuando el base titular era Ricky Rubio

De este modo, Scariolo tendrá un papelón por delante para determinar si confía en lo que tiene para jugar el Eurobasket o convocar a alguien de urgencia que sustituya a Llull.