Cristiano Ronaldo olvida sus problemas fiscales en el campo

El Real Madrid ganó con solvencia al Manchester United a pesar de no rematar del todo la final. No le hizo falta contar con Cristiano Ronaldo para jugar los 90 minutos, aunque si para asegurarse el resultado.

Alejandro Cañas 9 de agosto de 2017

Con calidad, eficacia y solvencia pero con sufrimiento añadido de manera involuntaria. Así ganó el Real Madrid al Manchester United, que no precisó de la ayuda de Cristiano Ronaldo para superar al equipo dirigido por José Mourinho. A pesar de eso, el luso si jugó los últimos diez minutos.

Zinedine Zidane decidió reservar al portugués para el clásico de la Supercopa de España en el Camp Nou ante el Barcelona, ya que la eliminatoria será a doble partido y tendrá mayor exigencia al ser de 180 minutos. Cristiano jugaba su primer partido después de todo el revuelo que generó con su hipotética salida en Julio por sus problemas con el fisco y con su declaración en el juzgado la semana pasada. 

El portugués ha vivido su peor mes desde que iniciase su estancia en España. El mes de Julio comenzó con los rumores que sobrepasaban la concentración de la selección de Portugal en Rusia, donde se disputaba la Copa Confederaciones. Al hilo de las informaciones que salían sobre su hipotético fraude fiscal de 14,7 millones a la Hacienda española, las aguas de su posible salida del Real Madrid con destino Inglaterra sonaban cada vez con más fuerza a medida que el jugador guardaba silencio.

Pasadas las semanas, el jugador fue llamado a declarar en el Juzgado de Primera Instancia de Pozuelo de Alarcón (Madrid) con el objetivo de dar su versión sobre ese fraude de más de 14 millones entre los años 2011 y 2014. 

El jugador, pese a que la acusación pide para él 75 millones de multa y 15 años de cárcel, da síntomas de tranquilidad en público, tanto en los entrenamientos como en el partido de ayer, donde no se le vio destacar pero tampoco sin desafinar en ningún momento.

Cristiano encarará el próximo reto frente al Barça en la Supercopa de España con el fin de sumar el tercer título del Real Madrid en lo que va de año y un plus más para el quinto Balón de Oro que ganará en los próximos meses.