Cuando los ángeles suben al cielo

Ángel Nieto siempre ha sido y será una leyenda del motociclismo y del deporte español. Desde Que.es aprovechamos para hacer un homenaje sobre lo que ha sido su trayectoria.

Qué.es 4 de agosto de 2017

Este es un hecho difícil de digerir para cualquier aficionado al mundo de las dos ruedas, y también, para cualquier persona que haya sufrido la muerte de un ser querido en las mismas circunstancias en las que, por desgracia, ha fallecido Ángel Nieto.

Nacido en Zamora en Enero de 1947, pasó de un día para otro de trabajar en talleres, donde comenzó su primera toma de contactos, hasta convertirse en piloto de motos. Comenzó su primera toma de contacto con una moto de 50 centímetros cúbicos, con la que se proclamó como primer campeón del mundo español de motociclismo.

A partir de finales de los 60 y principios de los 70, los éxitos no dejaron de cesar para 'El niño'. Se proclamó seis veces más campeón en 50 cc además de campeonato logrado en Alemania en 1969 y seis en 125 cc, más seis veces reconocido campeón de España en la categoría de 250 cc.

Una vez conseguidos sus trece mundiales, Ángel Nieto siempre firmaba como 12+1 debido a su enorme carácter supersticioso. Es considerado con creces y con todo merecimiento como el mejor piloto del motociclismo español, pionero de los posteriores campeones españoles, puesto que a partir de los 80, fue el maestro de todos los pilotos que salieron a la palestra.

Gracias a Ángel pudimos ver a un primer español campeón del mundo de la categoría reina, Alex Crivillé, y a campeones como Jorge Lorenzo o Marc Márquez. Sin la presencia de Nieto como referente del motociclismo hubiese sido muy complicado ver a cualquiera de los pilotos mencionados ser campeones del mundo en MotoGP.

También disfrutamos de Ángel durante más de 20 años como comentarista en televisión. Gracias a Ángel los conocimientos sobre motociclismo llegaron a nuestros hogares.

Pero más allá de su trayectoria y sus logros, si podemos quedarnos con algo meramente positivo de Ángel era su carácter competitivo, ganador y luchador. Afrontaba cada carrera como si fuese la carrera de la vida, y esa mentalidad le ha hecho triunfar sobre dos ruedas, donde firmaba remontadas para el recuerdo, levantando a los espectadores de sus asientos y ganándose la admiración y el respeto de compañeros y rivales, además de los pilotos actuales como Valentino Rossi, que tuvo el privilegio de ganarse un homenaje del propio Ángel cuando le igualó en número de victorias.

Sin embargo, un accidente de quad el 26 de Julio se llevó por delante a Nieto, que luchó hasta el final para realizar la remontada de su vida, una remontada que desgraciadamente se quedó en vano por culpa de un edema cerebral consecuencia del traumatismo craneoencefálico que sufrió por culpa del accidente.

De esta manera, Ángel sube al cielo junto con Nicky Hayden, campeón de MotoGP en 2006, que falleció en un accidente de tráfico cuando iba en bicicleta. Ambos comparten un apunte, y es que fallecieron fuera de las pista, aunque en el caso de Nicky apenas tuvo alguna esperanza de poder sobrevivir al accidente de bicicleta que sufrió en Abril. Nieto y Hayden disfrutarán desde allí arriba del mundo del motociclismo, y por mucho que ya no estén entre nosotros, uno nunca muere si no es olvidado.