El juez envía a prisión a Villar y su hijo por lucrarse con la Federación

Hasta dos horas de declaración ha prestado ante el juez Pedraz el presidente de la Federación Española de Fútbol.

Martín Velarde 20 de julio de 2017

El juez ha decretado prisión provisional sin fianza para el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, y su hijo Gorka por un posible perjuicio de al menos de 45 millones de euros a las arcas del organismo.

La Fiscalía Anticorrupción había solicitado hoy al juez Pedraz que Ángel María Villar vaya a presión incondicional. Hay que recordar que fue detenido el pasado 18 de julio por irregularidades económicas en las cuentas de la RFEF.

La operación investiga los supuestos manejos de Villar y de su hijo, abogado en derecho deportivo, para cobrar comisiones de partidos amistosos de la selección española. Los agentes buscan desde hace más de un año supuestos delitos de corrupción entre particulares, falsedad, administración desleal, apropiación indebida y posible alzamiento de bienes.

En la investigación también fueron detenidos el vicepresidente de la Federación Española, Juan Padrón, y Ramón Hernández Baussou, secretario técnico de la Federación tinerfeña.