Los casos de corrupción de los que más se habló en el fútbol

Los escándalos que salpicaron a la FIFA, Blatter y Platini, son algunos de los casos de más proyección mediática.

que.es 19 de julio de 2017

El fútbol vuelve a estar manchado por la corrupción de las personas que lo dirigen. Ángel María Villar ha sido el último en ser detenido por orden del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que también ejecutó la orden de registrar los despachos de los vicepresidentes y demás cargos ejecutivos de la Junta Directiva de la Federación.

Por desgracia para la imagen del balompié, no es el primer caso de corrupción y probablemente tampoco será el último. Estos son algunos de los casos de corrupción más sonados y de los que más se habló:

FIFA Gate: Sin duda, se trata del mayor caso de corrupción del fútbol por bandera. Hasta nueve dirigentes de la Federación Internacional del Fútbol Mundial fueron detenidos por blanqueo de dinero, crimen organizado y fraude. Otras siete personas relacionadas con la FIFA fueron procesadas por orden de la justicia norteamericana. La detención se produjo en 2015 en pleno proceso de elecciones a la presidencia de la FIFA.

Blatter y Platini, inhabilitados: El ex presidente de la FIFA y de la UEFA, respectivamente, fueron suspendidos de empleo relacionado con el fútbol por un periodo de ocho años tras ser acusados de cobros desleales y conflictos de intereses entre otros delitos. Todo sucedió por un pago del suizo al francés por un encargo para la FIFA en 1998 y 2002, sobre el que se dictaminó que no había una base legal para el mismo. Ese fue el motivo por el que ambos fueron procesados y no prosiguieron sus trayectorias como dirigentes.

Conmebol y Concacaf: El fútbol latinoamericano fue salpicado por casos de corrupción en el que se vieron implicados dieciséis dirigentes imputados por sobornos por la venta de derechos de comercialización relacionados con torneos de fútbol en América Latina. Otros delitos que se imputaron a estos dirigentes fueron los mismos que en el FIFA Gate: crimen organizado, fraude electrónico y conspiración para lavar dinero.

Mundial de Brasil: En 2014 la policía brasileña detuvo al ex ministro de Turismo brasileño Henrique Alves por desvío de dinero de las arcas del Estado al torneo deportivo. Alves fue acusado de corrupción y lavado de dinero cuando formaba parte del gobierno de Dilma Rousseff por el sobrecoste de 77 millones de la construcción del Arena das Dunas, además de cobro ilegal de empresas brasileñas.

Sandro Rosell: El ex presidente del Barcelona fue detenido por ser culpable de blanquear 15 millones de euros por el cobro de comisiones de los derechos audiovisuales de la selección brasileña con la posterior ocultación del dinero en Andorra. La Policía y la Guardia Civilñ registraron sus dos casas en Barcelona y Girona y mandaron a Rosell a Soto del Real.

Estos son algunos de los casos con mayor proyección mediática en el mundo del fútbol. El último ha sido de Villar, con todo por resolver.