Corrupción en la Federación Española de Fútbol: Villar y su hijo, detenidos

El máximo dirigente del fútbol español ha sido detenido en una operación contra la corrupción en la RFEF.

que.es 18 de julio de 2017

Redada contra la cúpula de la Real Federación Española de Fútbol. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha ordenado el registro de los despachos de los máximos dirigentes del fútbol español, entre ellos, el despacho de Ángel María Villar, quien sha sido detenido

Su hijo, Gorka Villar, también ha sido arrestado al igual que su padre. La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil prevé al menos una decena de detenciones. Todos los registros se deben a supuestos manejos económicos del actual presidente para garantizar su continuidad en el cargo y tratos de favor a algunos dirigentes territoriales, además de atribuirse beneficios en su persona y en la de su hijo, perjudicando así a las arcas de la Federación. Otro de los detenidos en esta operación contra la corrupción es el vicepresidente de la Federación Juan Padrón, entre otros muchos que serán detenidos a lo largo del día.

Algunos de los delitos que se le imputan además a Villar y a su hijo, aparte de la atribución de beneficios personales y tratos de favor a dirigentes territoriales, son delitos de corrupción entre particulares, apropiación indebida, falsedad documentada o administración desleal en los que se ha involucrado.

Una de las sociedades que corren a cargo del hijo de Ángel María Villar como administrador de la misma, Sports & Advisers, también será registrada por orden del juez Pedraz y de las magistradas anticorrupción Inmaculada Violán y Esther González. 

Existen a su vez partidos de fútbol amistosos de la selección absoluta, como el que jugó España frente a Corea del Sur en Julio de 2016, que están siendo investigados por desvío de dinero hacia las arcas de la Federación y también todas las actividades del grupo Santa Mónica, empresa de marketing deportivo que estaba liderada por el ex presidente del Murcia Jesús Samper, que quebró por culpa de una deuda con la selección española de 20 millones de euros.

Los detenidos por la UCO prestarán declaración en la Audiencia Nacional bien mañana o el jueves frente al Juez Pedraz. Falta por confirmar la cantidad de dinero que ha sido defraudada, a falta de los registros en otras sedes territoriales de la Federación.