GP de Gran Bretaña: Hamilton, ante la necesidad de remontar en casa

El británico es segundo en la clasificación y está a 20 puntos de Vettel, por lo que no se puede permitir el lujo de desperdiciar una ocasión para ganar. Alonso y Sainz tratarán de resarcirse de sus abandonos en Austria.

que.es 13 de julio de 2017

El circuito más longevo de todo el campeonato mundial acoge el segundo capítulo de la batalla entre Lewis Hamilton y Sebastian Vettel. El alemán no pudo ganar en Austria pero si se fue con buen sabor de boca después de ampliar su ventaja en la clasificación con Hamilton hasta los 20 puntos. El británico se quedó con las ganas de finalizar en podio debido a que Daniel Ricciardo le cerró todas las puertas en la última vuelta.

Ahora el de Mercedes tiene la ventaja del factor circuito en su mano. Silverstone es uno de sus aliados cuando no se encuentra en una racha de triunfos. De hecho, Hamilton fue el ganador la pasada edición y suma cuatro victorias en territorio nacional, el piloto que más tiene de todos los actuales de la parrilla. El inglés tendrá que hacer frente a un Vettel que solo se ha bajado del podio en dos ocasiones en lo que va de año, sumando dos cuartos puestos como peor resultado. El de Heppenheim está en el mejor momento de su carrera desde que llegó a Ferrari y corre con todo a su favor para aumentar aun más si cabe la distancia con Hamilton.

Fernando Alonso tratará de desquitarse de la espina de no poder correr en Austria por culpa del incidente que provocó Daniil Kvyat en la primera curva tras la salida, en la que también salió perjudicado Max Verstappen. McLaren también corre en casa y tratará de no quedar en evidencia delante de su público. El bicampeón español mantiene ahora una tensa relación con Honda y tiene un futuro incierto en la escudería de Woking tras tres años viviendo una terrible odisea por la pista.

Por su parte, Carlos Sainz tampoco llega en su mejor momento a un circuito en el que siempre ha puntuado y dado la talla. El madrileño tuvo que abandonar en la vuelta 46 en Spielberg por culpa de una avería en el motor de su bólido. Al igual que su homólogo Alonso, tampoco vive en un ambiente adecuado en Toro Rosso debido a la tensión que generó en la cúpula sus declaraciones acerca de su futuro, por lo que necesita terminar la carrera para reivindicarse ante sus superiores.

Red Bull también será protagonista ante las dispares situaciones que viven sus dos pilotos. Mientras Daniel Ricciardo sumó su quinto podio consecutivo, Max Verstappen sumó su quinto abandono, el segundo consecutivo. El holandés vive actualmente un auténtico calvario y los rumores del paddock lo sitúan fuera de la escudería de la bebida energética.

Todos estos son alicientes para una carrera en la que se dará una nueva batalla entre Mercedes y Ferrari, Hamilton y Vettel, con Valtteri Bottas como nuevo protagonista y candidato.