Feliciano: "Que me pase esto es una putada"

El tenista toledano, que venía de ganar Queens y de jugar en Stuttgart, se ha visto obligado a retirarse en el último set de la primera ronda de Wimbledon por una lesión en el pie izquierdo.

que.es 5 de julio de 2017

La mala suerte se ensaña de nuevo con Feliciano López. El español se retiró en el último set del partido de primera ronda que disputaba con el francés Adrian Mannarino por culpa de unas molestias en la planta de su pie izquierdo.

La lesión llega justo en el mejor momento de Feliciano, y tras una gran actuación en superficie de hierba. Hasta ahora Feliciano sumaba nueve victorias y tan solo una derrota en Stuttgart. Además, antes de jugar Wimbledon había ganado previamente el torneo de Queens, un extra de motivación para jugar el principal Grand Slam del año. Perdía por dos sets a uno cuando en el cuarto con empate a tres cedió su servicio con motivo de las molestias en su pie, hasta el punto de verse obligado a abandonar en el inicio del quinto set.

Feliciano asegura que los dolores no vienen de otros partidos, sino que han aparecido de repente sin forzar: "No se lo que me ha pasado. Nunca había tenido problemas en el pie. Intentaba continuar pero aun tomándome una pastilla no pude. Llevo dos Grand Slam sin poder jugar y tampoco se cuantos Wimbledon más voy a poder jugar" explicó López, frustrado y con rabia de ver como se corta su progresión, además de asegurar de que le ocurra esto ahora es "una putada".

El de Toledo no es el primer tenista obligado a abandonar por lesión. Le ocurrió lo mismo a Alexander Dolgopolov frente a Roger Federer, a Martin Klizan frente a Novak Djokovic, a Janko Tipsarevic y a Anastasia Potapova en el cuadro femenino. Federer y Djokovic aseguraron que en los Grand Slam los lesionados deberían ser sustituidos por otros tenistas, como ocurre en otros torneos.

De esta manera, Feliciano se despide de Wimbledon probablemente en uno de sus mejores momentos de su trayectoria profesional.