Copa Confederaciones. Impresionante Alemania: ¡Dos títulos en tres días!

Un error de Marcelo Díaz en la salida de balón le costó a Chile la final de la Copa Confederaciones. La Roja dominó el partido en la segunda mitad, pero Ter Stegen y el escaso acierto de cara a portería condenaron a la selección de Pizzi.

que.es 3 de julio de 2017

Si por algo se caracteriza el fútbol es precisamente por ser un deporte en el que no siempre gana el que es mejor. Fue precisamente el caso de Chile, que por un fallo del centrocampista del Celta Marcelo Díaz fue condenada al subcampeonato de una Copa Confederaciones en la que el combinado dirigido por Juan Antonio Pizzi ha sido sino la mejor una de las selecciones que mejor rendimiento ha ofrecido.

Los chilenos comenzaron con un nivel más alto de intensidad la final que el cuadro de Joachim Löw. En apenas 15 minutos Arturo Vidal probó a Ter Stegen con un disparo desde la frontal y Alexis Sánchez tuvo en sus botas la primera y clarísima ocasión de la final, en la que solo le bastaba empujar el balón centrado por Mauricio Isla. El delantero del Arsenal erró un disparo clarísimo que de haber sido gol hubiese supuesto un guion distinto del ofrecido ayer.

Sin embargo, acto seguido de la ocasión de Alexis, llegó el único gol de la final. Marcelo Díaz, encargado de dar salida al balón desde atrás, cedió erróneamente el balón a Werner, que solo tuvo que dejarle el cuero en bandeja a Stindl para empujarlo a la red. A partir del gol, Alemania solo disfrutó de pocos minutos de superioridad hasta el final de la primera parte. Julian Draxler llevó el peligro de los alemanes en ataque y tuvo en sus botas el 2-0 hasta en dos ocasiones, pero no tuvo acierto frente a Claudio Bravo.

El descanso sirvió a Chile para reforzarse y cambiar su planteamiento de cara a la segunda parte. Los segundos 45 minutos fueron un monólogo chileno, y estuvieron marcados por las continuas interrupciones provocadas por el juego sucio comandado por Joshua Kimmich, quien tuvo varios enfrentamientos con varios jugadores de La Roja, entre ellos Arturo Vidal, su compañero de equipo en el Bayern de Munich.

Chile lo intentó hasta el último minuto con más corazón que cabeza. Vargas en un mano a mano con Ter Stegen y Vidal con un disparo en el área pequeña que se marchó muy desviado fueron las oportunidades más evidentes de Chile para empatar la final, pero los de Pizzi se fueron sin premio.

Al final del partido, Ter Stegen fue premiado como MVP de la final y Claudio Bravo como mejor portero de la competición. Por su parte, Julian Draxler fue designado Balón de Oro de la Copa Confederaciones y Timo Werner Bota de Oro. Alemania refuerza su corona de Campeona del Mundo tras vencer la selección Sub 21 el europeo y la absoluta la Copa Confederaciones.