El Barcelona no remonta ante una Juventus infranqueable

Empate sin goles que deja al Barcelona fuera de Europa, ante una Juventus que en ningún momento ha pasado apuros. Segundo año consecutivo que los azulgranas caen en cuartos.

Daniel García Cuartero 20 de abril de 2017

Ambientazo en el Camp Nou con un sólo objetivo, remontar y meterse en semifinales, pero esta vez el sueño se truncó. No será por la afición que llenaba las gradas y que no dejaron de animar mostrando al comienzo de partido un gran mosaico con el eslogan "More than a Club" (Más que un Club).

Luis Enrique volvió al 4-3-3 con Jordi Alba en el lateral izquierdo, precisamente el ex-valencianista fue uno de los más destacados en la primera mitad. La Juventus puso sobre el césped a su once de gala, el mismo que una semana antes destrozaba al Barça con un contundente 3-0.

Si alguien pensaba que los italianos harían un planteamiento parecido al del PSG, pronto se dieron cuenta de que la remontada no iba a ser tan sencilla. Los de Allegri salieron sin complejos y presionaban la salida del balón, además de hacer una presión constante por todo el campo y una línea de cuatro infranqueable.

El Barcelona tenía que meter tres goles y para ello empezó a surtir de balones a Neymar y Messi que acompñados en la izquierda por Alba, buscaban la banda de un viejo amigo, Dani Alves, partidazo del brasileño en su vuelta al Camp Nou.

Tras un par de llegadas por parte de cada equipo, con una ocasión para Higuaín, Messi tenía en el 19 la primera llegada clara para adelantarse en el marcador pero su disparo se marchó lejos de la portería de la portería de Buffon.

El primer tiempo fue un tanteo entre ambos donde se vio que la Juve no renunciaba a atacar y se antojaba cada vez más difícil que el Barcelona que se atacaba por el medio y donde Luis Suárez no aparecía, no lo hizo en todo el partido.

Más llegadas para ambos equipos, en la escuadra italiana el jugador más destacado del partido fue Juan Cuadrado, partidazo del colombiano que desplegó un derroche físico maravilloso tanto en defensa como en ataque. En el cuadro azulgrana Messi y Neymar lo intentaban con más corazón que cabeza.

Y justo al filo del descanso susto para Messi que tras una carga de Pjanic caía descontrolado al suelo y se daba de bruces contra el césped lo que le provocaba un corte en el pómulo y el ojo morado. Viendo como el argentino se golpea el Camp Nou enmudeció por suerte pudo continuar, Neymar viendo la acción se tomó la justicia por su mano y golpeaba al bosnio de la juve costándole la cartulina amarilla al brasileño.

Se llegaba así al descanso con 0-0 y con la clara sensación de que hoy no tocaba remontar.

En la segunda mitad el Barça estiró más las líneas y los italianos replegados y a la contra gozaron de claras ocasiones, destacar dos disparos de Cuadrado que pudieron acabar en gol, uno se marchó fuera y otro repelido con una gran parada de Ter Stegen.

Luis Enrique movía el banquillo y daba entrada a Paco Alcácer en lugar de Rakitic, hoy el delantero valenciano no pudo marcar y apenas tuvo participación mientras estuvo en el campo.


Messi seguía intentándolo, junto con Sergi Roberto, el joven lateral quería repetir la gesta de octavos, pero los lanzamientos del 10 que normalmente acaban dentro de la portería rival hoy no cogían la dirección correcta. Sergi Roberto con un buen disparo también pudo marcar pero se marchó rozando el poste.

Pasaban los minutos que caían como una losa en los jugadores blaugranas, pero no en la afición culé, es de admirar cómo seguían animando a su equipo pese a que los jugadores no les correspondían con buen fútbol ni goles. Los aficionados italianos coreaban "olés" ante el juego de pases de su equipo.

Allegri decidía dosificar a su batallón y entraban Barzagli, Lemina y Asamoah, por tres de sus atacantes, Dybala (hoy lejos de su exhibición de la ida), Cuadrado (el mejor del partido), y Gonzalo Higuaín (el argentino siempre luchador pero sin suerte de cara a gol).

En el Barça entraba Mascherano por Sergi Roberto para cerrar con el argentino y Umtiti, y permitir que Piqué subiera al ataque.

Con estos relevos se cerraba el partido y la eliminatoria, ya que el marcador no se movería y el partido finalizaba con un empate sin goles.

El Barcelona eliminado en cuartos de final de la Champions League por segundo año consecutivo, ya que la edición anterior era el Atlético de Madrid el que no le permitía avanzar a semifinales. Por su parte la Juventus sigue firme en su lucha por el título con sólo dos goles encajados en diez partidos disputados, y con el global de esta eliminatoria (3-0) como escaparate de cara al sorteo que se celebrará el viernes, y donde estarán Real Madrid, Atlético de Madrid, Juventus, y el Mónaco que hoy se deshizo del Borussia de Dortmund con un (6-3) en el global.