El sueño de la Champions continua intacto

Los del Cholo Simeone empatan (1-1) en el King Power Stadium, que sumado al 1-0 de la ida, hace que los rojiblancos pasen a semifinales por tercera vez en cuatro años.

Daniel García Cuartero 19 de abril de 2017

Partido rocoso e igualado donde el Atlético de Madrid, demostró solidez defensiva y un carácter competitivo difícil de superar, y es que en los minutos finales con el Leicester volcado en el área colchonera, la sobriedaz de la zaga y la unión como equipo hizo que el Atlético vuelva a estar cerca de su objetivo soñado, ganar la Champions League.

Simeone planteó un partido físico dejando en el banquillo a Fernando Torres y metiendo a Giménez para imponerse en la medular; por su parte el Leicester sacaba a su once de gala con la única baja del central alemán Huth.

Empezaron dubitativos los dos equipos con los locales que no querían descubrirse a las primeras de cambio y un atleti que esperaba agazapado su ocasión para finiquitar la eliminatoria.

Los primeros minutos fueron una sucesión de ocasiones poco afortunadas para ambos equipos, la más clara la tenía el japonés Okazaki con un disparo que se marcha por encima del travesaño de Jan Oblak.

Pero en el minuto 26, la eliminatoria se teñía de rojiblanco, ya que un centro de Filipe Luis desde la izquierda era rematado de cabeza de forma sensacional por Saúl Ñíguez batiendo a Schmeichel y dejando enmudecido al King Power Stadium.

Desde este momento hasta el final de la primera mitad, el Leicester intentó marcar y Mahrez tuvo una gran oportunidad pero Oblak está en un estado de forma insuperable, y detenía el remate del argelino.

Se llegaba al descanso y el Atlético de Madrid tenía pie y medio en semifinales. Para ello Craig Shakespeare movía el banquillo y daba entrada a Chilwell y a Ulloa, en lugar de Benalouane y Okazaki.

Los cambios se hicieron notar y los de Simeone se encerraron en exceso, haciendo que los "foxes" dominaran el partido, empezaban a caer las ocasiones favorables a los ingleses.

En el 55 malas noticias para los atléticos cuando Juanfran se tenía que retirar lesionado del terreno de juego, dando entrada a Lucas. Tres minutos más tarde Saúl también tuvo que ser atendido tras una fea entrada de Mahrez que felizmente quedó en un susto para el héroe de la noche.

Y en el 61 tanta llegada y el problema de atrincherarse en el área, provocaba que Vardy pusiera el empate a uno en el electrónico. Jugada de Chilwell que disparaba a puerta, pero el remate era repelido por la defensa, el balón quedaba muerto dentro del área y Jamie Vardy no perdonaba. 1-1 y la eliminatoria volvía a ponerse emocionante.

Ulloa y Vardy pudieron marcar el segundo en los siguientes acercamientos pero la defensa repelía todas las acciones de peligro.

Simeone metía hombres de refresco como Torres y Correa y daba descanso a Carrasco y Filipe Luis.

El dominio de los locales era total y estaban totalmente volcados buscando dos goles para lograr una remontada histórica.

Mahrez con un gran tiro libre a falta de quince minutos para el final tuvo la última clara del partido, ya que después sólo hubo sucesión de llegadas sin gran peligro y córner tras córner a favor del Leicester.

En el 83 el capitán Wes Morgan se marchaba lesionado del partido, el central jamaicano había forzado para jugar la vuelta y se retiraba del campo dando entrada a Amartey.

Se llegaba al final del encuentro con un dato significativo, ya que en la ida los ingleses no lograron tirar a puerta y hoy, han rematado 24 veces; pero el Atlético aprovechó sus escasas llegadas para clasificarse. Tercera semifinal en los últimos cuatro años, sólo fue eliminado en la temporada 2014/2015 en cuartos de final ante el Real Madrid con el famoso gol de Chicharito. Siguen los rojiblancos haciendo historia de la mano de Simeone y con el objetivo claro de llegar de nuevo a la final y conquistar su primera Liga de Campeones, de momento el viernes en el sorteo, sabremos quién será el rival en las semifinales.