El Atlético de Madrid vence por la mínima en Granada

El Atlético de Madrid gana 0-1 al Granada, en un partido vital para ambos conjuntos. El francés Antoine Griezmann desaparecido durante todo el partido marcó de cabeza en el 84 el tanto decisivo.

Daniel García Cuartero 12 de marzo de 2017

Partido flojo de ambos equipos, donde nadie quería cometer algún error, el único fallo acabó en el gol del atlético.

Simeone sacó todo lo que tenía disponible en Los Carmenes, con Griezmann y Carrasco en punta, la entrada de Thomas y Gaitán junto a Koke y Saúl en el medio, además de Juanfran en el lateral. Pero el planteamineto del Granada de Lucas Alcaraz impidió que el choque fuera un trámite para los visitantes.

La primera ocasión clara del partido fue para el belga Carrasco, hoy muy activo, con un cabezazo que se marchaba cerca del palo derecho de la portería de Ochoa.

Pero el único disparo a puerta del primer tiempo lo hacía el Granada con un disparo de Andreas Pereira, el jugador cedido por el United, probaba a Jan Oblak que respondía con seguridad.

Poco fútbol durante la primera mitad, donde hay que destacar dos fueras de juego mal señalados al Atlético de Madrid. El primero en el minuto 9, cuando Koke filtró un buen balón en profundidad para Carrasco dejándolo mano a mano ante el portero nazarí, el colegiado pitó el fuera de juego pero como se vio en la repetición la posición del jugador era correcta.

El segundo en el minuto 37, de nuevo Koke mandaba otro gran pase en profundidad, esta vez a Griezmann que se quedaba sólo frente a Ochoa, el linea levantaba la bandera, pero de nuevo erróneamente. Tanto el francés del Atletico de Madrid como su técnico, Simeone protestaron airadamente la acción.

La segunda parte fue más entretenida con momentos de fútbol de ida y vuelta, y mayor dominio del equipo del Cholo Simeone.

Precisamente el técnico rojiblanco hizo una variación al descanso, dando entrada a Correa por Thomas Partey, el argentino aportó movilidad, aunque bien es cierto que no estuvo muy acertado con el balón y fue uno de los jugadores que más pérdidas cometió durante el partido.
Griezmann dio el primer aviso con un buen disparo que se marcho desviado del poste derecho.

El cambio provocó el desequilibrio en el centro del campo del atlético y el partido se convirtió en un auténtico correcalles, donde el Granada tuvo algunas opciones de adelantarse en el marcador. También las tuvo Carrasco pero un inspirado Memo Ochoa evitaba el gol.

Lucas Alcaraz también movió ficha y cambio de referente sacando del campo al colombiano Adrián Ramos y dando entrada al pichichi del equipo ( 5 goles), Artem Kravets.

Simeone no estaba conforme con lo que pasaba en el terreno de juego y decidió volver a dar consistencia a su equipo con la entrada de Giménez quitando del campo a Nico Gaitán, de nuevo titular el argentino , y otra vez sin mostrar el gran jugador que vimos en el Benfica.
Con este cambio los de la ribera del manzanares recuperaron el manejo del juego y crearon varias ocasiones hasta que en el minuto 84 un buen centro desde la izquierda de Koke, era rematado de cabeza en el segundo por Antoine Griezmann. Fallo de marcaje por parte de la zaga del Granada y el francés no lo desaprovechaba, decimotercer gol en liga del goleador rojiblanco.

Así los locales buscaron empatar hasta el final, incluso con la subida de Ochoa a rematar algún córner, pero no lograron el objetivo. Finalmente en el descuento, Wakaso era expulsado por el colegiado tras protestar una falta que había cometido sobre Griezmann.

Victoría del Atlético de Madrid que sigue cuarto y se coloca a cinco puntos del Sevilla, precisamente los hispalenses son el próximo rival en liga el domingo 19 a las 16:15 de la tarde en el Vicente Calderón.

Por su parte el Granada continúa antepenúltimo, en puestos de descenso con 19 puntos, a cinco del Deportivo de la Coruña que mañana juega ante el FC Barcelona a las 16:15 en Riazor.

El próximo rival del Granada será el Sporting de Gijón, un duelo a vida o muerte por no hundirse en la tabla, el partido se jugará el domingo 19 a las 18:30, en el Molinón.