La selección se divierte a costa de Liechtenstein

España recupera la confianza a costa de una débil Liechtenstein gracias a ocho goles marcados por Sergi Roberto, Vitolo y Diego Costa, Morata y Silva en dos ocasiones. También debutó Marco Asensio y con ello, deja de ser seleccionable para Holanda.

5 de septiembre de 2016

El camino a Rusia 2018 no ha podido empezar mejor. Era impensable que Liechtestein pudiera causarle algún problema a la roja. Sin embargo, el primer tiempo dejaba cierta decepción. Quizás porque se esperaba que el conjunto de Lopetegui pudiera golear durante los primeros minutos, en parte gracias al tanto que inauguraba el marcador en el minuto 10, con centro firmado por Koke, y rubricado con un cabezazo de Diego Costa. A partir de ahí, Liechtestein (que se había parapetado en defensa como era de esperar), fue mucho más conservadora y buscó anular la fluidez del juego de la selección. Y en cierta medida lo consiguió. España se contagió y el sopor invadió el Reino de León.

En el segundo tiempo, Lopetegui quitó a Thiago para meter a Nolito, adelantando a Sergi Roberto y dejando a la defensa con solo tres integrantes. El cambio desató la tormenta perfecta y al poco de arrancar el segundo asalto, Sergi Roberto ponía el 2-0 en un mano a mano con el guardameta de Liechtestein, con la puntera de la bota.

Se desataba la locura cuando minutos más tarde, la conexión canaria surtía efecto: Silva ponía el tercero a pase de Vitolo y poco después, sería el futbolista del Sevilla quien haría el cuarto a pase del centrocampista del Manchester City.

La fiesta no pararía, porque en el minuto 66, Diego Costa haría el quinto, y Morata en apenas dos minutos (81 y 83) marcaría dos goles con ayuda inestimable del guardameta de Liechtestein. Con el 7-0, Silva, antes de que se cerrara el telón, puso el broche a la fiesta con un soberano zapatazo desde la frontal del área. Resultado final, 8-0 y tres puntos al saco.

Próximo partido, 6 de octubre ante la gran rival del grupo para España: La selección italiana, quien eliminó a la roja en la Eurocopa de Francia 2016.