La Unesco dice que Latinoamérica tiene potencial en patrimonio pero necesita la acción de países

La jefa de Patrimonio Mundial para América Latina y el Caribe de la Unesco, la española Nuria Sanz, recalcó hoy el "enorme potencial" de la región en la promoción y protección patrimonial, pero consideró que se requiere la acción decidida de los países para aprovechar estos recursos.

Santiago de Chile, EFE 5 de diciembre de 2012

"América Latina y el Caribe es, probablemente, el área con un mayor potencial en el mundo", dijo en una entrevista con Efe la representante de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Sanz participó en Santiago de Chile en una reunión de tres días junto a los representantes de una treintena de países de la región, con el objetivo principal de elaborar un plan de acción para proteger y administrar durante los próximos años los sitios que forman parte de la lista de Patrimonio Mundial.

La experta de la Unesco se mostró a favor de que la conservación del patrimonio natural y cultural forme parte de la agenda de desarrollo cultural de los Gobiernos de los países.

"En una región como Latinoamérica, que está creciendo, no podemos dejar que el patrimonio sea concebido solamente como el listado de las 'misses' de la belleza", señaló.

"Hay que generar -agregó Sanz- verdaderas políticas de cohesión social, diálogo intercultural y de mejora de la calidad de vida de la gente".

América Latina y el Caribe tiene actualmente 130 sitios inscritos en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Hay otras regiones, como Europa, que tienen muchos más, pero Sanz llamó a fijarse en la complejidad y el tamaño de los sitios de América Latina, más que en la cantidad.

Sanz sostuvo que la región tiene "algunos de los sitios más complejos y bellos del mundo", como el santuario Machu Picchu o el parque nacional del río Abiseo, ambos en Perú, que cuentan con el valor añadido de ser sitios mixtos, es decir, que combinan el patrimonio cultural con el natural.

La jefa de Patrimonio Mundial para la región aseguró que el área con un mayor potencial es la Amazonía, una zona selvática que, subrayó, no debe observarse sólo como el gran pulmón de Suramérica, sino como un lugar en el que han vivido comunidades originarias "por más de 4.000 años de historia".

"El Amazonas es el futuro de la arqueología mundial, no conocemos ni un uno por ciento", subrayó Sanz.

La responsable de la Unesco reconoció que uno de sus "sueños" consiste en recuperar el patrimonio arqueológico de la Amazonía con un proyecto en el que participen todos los países que albergan esa vasta porción de selva.

Para un proyecto de esta envergadura sería necesario trabajar con las comunidades indígenas amazónicas y que los Gobiernos de los países implicados trabajen mancomunadamente, algo que por ahora no ocurre con mucha frecuencia, explicó Sanz.

La reunión celebrada en Chile estos últimos días ha servido también para identificar las dificultades y retos para la preservación del patrimonio en la región.

Una de las principales amenazas son las faenas mineras, especialmente en países como Chile, Perú y Ecuador, y sus efectos en la destrucción de sitios patrimoniales, señaló la responsable de la Unesco.

En México, en tanto, preocupa la llegada masiva de turistas, especialmente a las ruinas arqueológicas mayas, y la celebración de conciertos y otras actividades lúdicas en ese sector.

Con relación al turismo, la jefa de Patrimonio Mundial de la Unesco para la región dijo que los países deben conseguir que una parte del dinero recaudado por ese concepto se invierta en la preservación de los lugares con un elevado valor patrimonial.