Hallan el arco neolítico más antiguo de Europa en Girona (España)

El arco de caza neolítico más antiguo de Europa hallado hasta el momento ha sido encontrado completo y en condiciones excepcionales en el yacimiento de La Draga, en Banyoles (Girona, noreste de España), informaron hoy los responsables de las excavaciones.

Banyoles (Girona, EFE 29 de junio de 2012

El arco data de alrededor del 5.400-5.200 a.C., tiene 108 centímetros de largo -bastante corto en comparación con otros de la época-, y está hecho de madera de tejo, una especie protegida hoy en Cataluña y que se caracteriza por su resistencia y porque el árbol tarda mucho en crecer.

El hallazgo es de especial importancia porque permitirá analizar multitud de detalles sobre la tecnología, las estrategias de subsistencia y la organización social de las primeras comunidades campesinas que se asentaron hace miles de años en la Península Ibérica.

"El hallazgo de este arco es muy significativo para estas sociedades de comunidades agrícolas, nos permite saber muchas cosas de la sociedad que lo utilizó", dijo Raquel Piqué, una de las directoras de las excavaciones, de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

Según las investigaciones más recientes del equipo de arqueólogos de La Draga, los arcos podrían tener otras funciones que la mera caza de animales.

"Sabemos que aquí la economía dependía fundamentalmente de la agricultura y la ganadería, y que la caza representaba solo el 2 por ciento, por eso creemos que el arco podría haber tenido un rol simbólico, estratégico, o relacionado con la conflictividad social o el prestigio de las personas que lo poseían", añadió Piqué.

Se trata del tercer arco que se encuentra en este poblado neolítico -tras los hallazgos de fragmentos de este tipo de herramienta en 2002 y 2005-, aunque es el primero del Neolítico que aparece entero en todo el Mediterráneo.

Esta pieza pertenece además al momento más temprano de ocupación del yacimiento, algo que lo convierte en el arco más antiguo que se ha encontrado en Europa a día de hoy.

El de La Draga es un enclave excepcional por tratarse de uno de los más antiguos del Neolítico peninsular y porque es un asentamiento al aire libre con una ocupación relativamente continua.

Es también uno de los tres únicos yacimientos europeos que se encuentran en un estado excepcional de conservación, junto al de Dispilo en Grecia y el de La Marmota en Italia.