"Alatriste y yo nos escribimos mutuamente", dice Pérez-Reverte

MADRID (Reuters) - El escritor Arturo Pérez-Reverte admite que después de quince de años con uno de sus personajes más celebrados, el capitán Alatriste se ha convertido en un viejo amigo que influye tanto en él como al revés.

REUTERS 26 de octubre de 2011

MADRID (Reuters) - El escritor Arturo Pérez-Reverte admite que después de quince de años con uno de sus personajes más celebrados, el capitán Alatriste se ha convertido en un viejo amigo que influye tanto en él como al revés.

"El puente de los Asesinos", que llega el 27 de octubre a las librerías, es la séptima entrega de una saga que ha vendido más de cuatro millones de ejemplares, según la editorial Alfaguara.

"Hay una cosa que he notado en este libro, y es que Alatriste y yo nos escribimos mutuamente", explicó el miércoles el autor en una entrevista con varios medios.

"A la hora de trabajar con Alatriste, yo no puedo evitar que Alatriste comparta esa forma de mirar el mundo que tengo. Pero al mismo tiempo que Alatriste, digamos, envejece conmigo, evoluciona conmigo, se fatiga conmigo (...) yo también estoy reflexionando sobre mí mismo. Hay una interacción mutua"

En esta entrega, que llega cinco años después de "Corsarios de levante", Diego Alatriste viaja a Venecia acompañado de viejos amigos y antiguos enemigos, para volver a jugarse la vida en una trama de intrigas y traiciones que requiere de su espada.

La serie se ha convertido, por su cuidada ambientación histórica en el siglo XVII, en material de lectura habitual en los colegios españoles e inspiró una película protagonizada en 2006 por Viggo Mortensen en el papel del lacónico capitán.

"Que sea materia de trabajo en los colegios me satisface mucho", comentó el escritor, que cumple 60 años el mes que viene.

Las novelas de Alatriste están lejos de ser un texto neutro, diseñado y adaptado para las aulas. Carecen, por ejemplo, de glosarios o aclaraciones sobre las expresiones en desuso, la ambientación o, en este libro, las palabras prestadas del italiano que salpican sus páginas.

"Es deliberado", indicó el escritor y miembro de la Real Academia Española. "Para eso están las bibliotecas, los diccionarios... Yo no pretendo en absoluto hacer tratados didácticos sobre el siglo XVII. Yo cuento historias".

"Me limito a abrir una puerta y el que entra ya que se busque la vida, que lea a Quevedo, a Cervantes...", apuntó.

Además de recorrido histórico y retrato de una España que combinaba el poderío político con la miseria y el valor con la mezquindad, la de Alatriste es también una saga ejemplar de novela de aventuras.

"Hay idiotas que creen que la palabra aventura y la palabra profundidad están reñidas, y no se atreven a decir que un libro de aventuras puede ser profundo, o al revés (...) pero la literatura ha demostrado hasta la saciedad, mil veces, que un libro puede ser ambas cosas", señaló.

DIÁLOGOS EN TWITTER

Pérez-Reverte, que fue reportero de guerra y ha escrito más de una veintena de novelas de diversa temática, además de mantener una columna semanal en un periódico, acude habitualmente a la red de microblogs Twitter, donde tiene más de 200.000 seguidores, para responder a las preguntas y comentarios con los lectores.

"Twitter me permite responder (a los lectores) durante dos, tres horas, con eso sé que al menos el lector se da cuenta de que hago el esfuerzo por responder, (...) no estoy al margen", dijo, señalando que le es imposible responder a toda la correspondencia que recibe.

"Aparte hay un factor de que un escritor tiene tendencia a aislarse", añadió. "Esa tendencia es muy peligrosa, porque te separa de la vida real. Twitter y otro tipo de cosas te permite mantener el contacto con el mundo".

En su último diálogo con los internautas, antes de su habitual "clic" de despedida, el autor señalaba: "Gracias por la compañía. Hacen que uno se sienta bien. Me tienen en deuda, siempre".

(Información de Cristina Fuentes-Cantillana)