Feijóo avala "reforzar lazos" con el PSOE frente al desafío catalán y advierte que Galicia no tolerará "agravios"

Da a entender que "privilegiar" a Cataluña "resucitaría" el espíritu de la "aldraxe" del año 79 y que Galicia "volvería a hacerse oír"

21 de septiembre de 2015

Feijóo avala "reforzar lazos" con el PSOE frente al desafío catalán y advierte que Galicia no tolerará "agravios"
Da a entender que "privilegiar" a Cataluña "resucitaría" el espíritu de la "aldraxe" del año 79 y que Galicia "volvería a hacerse oír"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se ha mostrado partidario de "reforzar lazos" con el PSOE y le ha demandado alejarse de la "indefinición" frente al desafío catalán, al tiempo que ha lanzado la advertencia de que Galicia no tolerará "piruetas institucionales", como una hipotética reforma de la Constitución que pueda "privilegiar" a Cataluña en detrimento del resto de las autonomías.

"Galicia volvería a hacerse oír", ha clamado el presidente, quien ha aprovechado su intervención en el desayuno organizado por Fórum Europa Tribuna Galicia en Santiago, para recuperar el espíritu de la 'aldraxe' que se opuso al proyecto de Estatuto de mínimos del año 79 y advertir que la autonomía no aceptará tampoco ahora ningún "agravio comparativo".

Lejos de "titulares histriónicos", ha abogado por abordar el "grave" desafío independentista con "mesura", pero también con "firmeza constitucional". Así, ha apelado a la Transición para esgrimir que la "defensa de la casa común" articulada entonces no es una cuestión que sea solo "propiedad del PP".

En este sentido, ha aplaudido, por ejemplo, la postura explicitada por el expresidente socialista Felipe González sobre el desafío catalán y ha avalado también las palabras pronunciadas este mismo lunes por otro "histórico socialista", aunque ya distanciado de las filas de su partido de procedencia, el exalcalde coruñés y exembajador de España ante la Santa Sede, Francisco Vázquez.

Y es que, invitado por Feijóo a presentarle y ante un nutrido grupo de empresarios y representantes de la sociedad civil gallega, Vázquez ha situado a España en "una situación de auténtica emergencia nacional" y ha abogado directamente por un pacto PP-PSOE que permita "blindar el respeto a la ley, la defensa de la Constitución y la garantía de igualdad de los españoles vivan donde vivan".

Además de llamar a la unidad de PP y PSOE frente al "desafío sedicioso" de Artur Mas en Cataluña y, aunque no se ha referido de forma explícita ni al PSOE ni a Pedro Sánchez, ha rechazado "nuevas concesiones" a Cataluña, como podría ser una reforma constitucional que, a su juicio, se traducirían "simplemente en nuevas etapas en el camino de la ruptura nacional".

"CONCEPCIÓN DE PAÍS" COMÚN

Feijóo ha recogido el guante de Vázquez, a quien ha agradecido que le presentase. "Seguro que yo y él vemos el río desde distintas orillas, pero la verdad es que nos une lo básico, por eso su presencia aquí", ha remarcado.

A renglón seguido, en el escenario del desafío independentista y con las elecciones a las puertas, ha esgrimido que, "cuando lo básico está en cuestión" es necesario "reforzar lazos comunes".

"Es necesario reforzar lazos comunes siempre, pero más aún en este momento, en esta semana incluso, tiene una relevancia especial que todos nos apartemos de la indefinición; en la cuestión catalana en concreto y en la cuestión territorial en general", ha sentenciado.

Dicho esto, se ha reafirmado en que la solución al desafío no se hallará "abriendo la posibilidad de conceder estatus privilegiados, constitucionales o tributarios, que además casi nunca se concretan más allá del puro simbolismo", ni que la cuestión tenga que ser abordada desde la perspectiva federalista.

Ha argumentado que no se trata de un asunto exclusivamente económico, sino también de carácter "identitario", por lo que ha sugerido que solo la unidad de las fuerzas políticas españolas que "trabajan en el conjunto del país" para vertebrarlo podía dar una situación real, y ha ejemplificado con la postura adoptada por el PP cuando gobernaba el PSOE y se presentó el 'Plan Ibarretxe'.

"El PP inmediatamente consideró que ese plan atentaba contra los derechos de los españoles. Pues de esa misma forma, si hay dos partidos que tienen una concepción de país, este planteamiento nacionalista separatista no tiene posibilidad de seguir adelante", ha garantizado.

"ESTAREMOS MUY ATENTOS A ASIMETRÍAS"

Dicho esto, Feijóo ha reivindicado que Galicia es "una nacionalidad histórica al mismo nivel que Cataluña", por lo que no aceptará "privilegios" que puedan afectar "a los derechos de los gallegos" y que --ha advertido-- podría "resucitar" el espíritu del "aldraxe" del año 79 frente a cualquier "agravio comparativo".

"Estaremos muy atentos a cualquier tipo de asimetría, a cualquier privilegio que se le dé a alguien porque dar un privilegio a alguien siempre es negárselo a los demás", ha zanjado el presidente gallego.

Lo ha hecho en un encuentro que ha reunido a numerosas autoridades en el Pazo de Raxoi, entre las que se encontraban varios conselleiros, así como la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, y el alcalde de Santiago, Martiño Noriega. A la cita acudió también el secretario general de Podemos en Galicia, Breogán Riobóo.