Galicia afronta la reunión con Méndez de Vigo sobre la Lomce desde la "lealtad institucional"

La implantación de la reforma educativa y el nuevo crédito destinado a adquisición de libros de texto y material marcarán la agenda

13 de agosto de 2015

Galicia afronta la reunión con Méndez de Vigo sobre la Lomce desde la "lealtad institucional"
La implantación de la reforma educativa y el nuevo crédito destinado a adquisición de libros de texto y material marcarán la agenda

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 (EUROPA PRESS)

La Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria acudirá a la sesión extraordinaria de la Conferencia Sectorial de Educación, convocada este jueves por el ministro del ramo, Íñigo Méndez de Vigo, con una actitud marcada por la "lealtad institucional" y por el cumplimiento de la normativa.

Méndez de Vigo ha convocado este jueves a las 16.00 horas las comunidades autónomas para discutir la implantación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), que la mayoría quiere que se suspenda el próximo curso.

El reparto del nuevo crédito de 24 millones de euros entre las autonomías para la adquisición de libros de texto y material didáctico es otro de los asuntos, que, según indicó el ministro, debatirá con los consejeros. Esta partida, dijo, la "rebañará" de los Presupuestos de 2015 para que esté a disposición de "las familias que más lo necesitan" en septiembre.

El conselleiro Román Rodríguez mantuvo una reunión con el ministro el pasado mes de julio, en la línea de encuentros que el mandatario estatal celebró con los responsables autonómicos de Educación.

En materia de Lomce, abordaron la financiación de la norma, sobre todo en lo relativo a la recuperación de fondos a programas "de apoyo a la cooperación" por parte del Ministerio (contratos programa, mejora de la calidad educativa o de abandono y fracaso escolar).

Una financiación (con fondos del FSE) que no está garantizada a partir del 2017 y que no incluye, por ejemplo, las reformas y el equipo de los centros necesarios para su adaptación a los espacios que requiere la Formación profesional Básica.

También comentaron la posibilidad de buscar algún tipo de flexibilización concreta para facilitar la implantación de la Lomce. Rodríguez solicitó que esta se produzca en la prueba de 6º de primaria para adaptarla a las particularidades gallegas, en la misma línea que al de 3º de primaria, y que actualmente se encuentra "en el mismo decreto" que la de 4º de ESO y 2º de Bachillerato.

OPOSICIÓN DE CC.AA.

Méndez de Vigo, a diferencia de su antecesor, José Ignacio Wert, va a tener enfrente a una mayoría de comunidades contrarias a la LOMCE --doce de diecisiete-- después del cambio de signo de varios gobiernos autonómicos tras las elecciones del pasado 24 de mayo.

La mayoría de los nuevos consejeros quieren que el ministro paralice la implantación pese a que el calendario de aplicación de la misma se encuentra en el articulado de la ley orgánica. El curso que viene continúa en 2º, 4º y 6º de Primaria, 2º y 4º de la ESO, 1º de Bachillerato y se realiza por primera vez la evaluación final de Primaria.

El titular de Educación ya ha dicho que la norma se va a aplicar conforme a este calendario. No obstante, la semana pasada, reconoció en una entrevista que no se puede implantar "de la misma manera" en todas las comunidades autónomas y añadió que "con la ley en la mano, se puede ser más flexible".

PLANTE A WERT EN LA ÚLTIMA SECTORIAL

En la última Conferencia Sectorial de Educación, celebrada el pasado 20 de abril, cinco consejeros de Educación --de Cataluña, País Vasco, Canarias, Andalucía y Asturias-- se levantaron de la mesa nada más comenzar la reunión como protesta a los proyectos de decretos de las evaluaciones finales de la LOMCE y de becas, que se iban a discutir en ese encuentro.

Antes de ese incidente, ya alertaron de que el calendario era "imposible" de cumplir. Ahora, que han pasado de ser cinco a doce las comunidades autónomas contrarias a la ley, pedirán al nuevo ministro la paralización el curso que viene.

En alguna comunidad se ha aprobado incluso alguna iniciativa en este sentido. La Asamblea de Extremadura, por ejemplo, la semana pasada dio luz verde a una propuesta de Podemos, con el apoyo del PSOE, para instar al Gobierno regional a retrasar y suspender la implantación de la ley educativa.

RETRASO EN LOS CURRÍCULOS

Según los datos del Ministerio de Educación, todavía hay cinco comunidades autónomas que no han aprobado sus propios decretos de desarrollo de los currículos de ESO y Bachillerato pese a que la ley comienza a implantarse en estas dos etapas en septiembre.

En concreto, Andalucía, Canarias, Cataluña, Murcia y País Vasco no han publicado su normativa para ESO y Bachillerato y, de ellas, País Vasco no lo ha hecho aún con Primaria, de manera que lleva un año de retraso --la LOMCE comenzó a implantarse en 1º, 3º y 5º de Primaria y 1º de FP Básica el curso pasado--.

Un informe de la Federación de Enseñanza de UGT (FETE-UGT), que analiza cómo cada comunidad autónoma ha aplicado la LOMCE el curso pasado, pone de manifiesto que las "prisas" del ministerio por implantar la ley están generando problemas en las administraciones educativas para adaptar sus normativas, desconcierto y desorganización en los centros, problemas en el alumnado, familias y profesorado, pues este último tiene que aplicar los cambios de la normativa educativa "sin tiempo para asumirlos y prepararlos".

En los cursos en los que se comenzó a aplicar la ley en 2014-2015, tanto en Primaria (1º, 3º y 5º) como en 1º de FP Básica, en muchos casos comenzaron el curso sin la normativa requerida. Se han dado distintas situaciones en las comunidades autónomas a lo largo del mencionado curso: unas comenzaron con nuevos desarrollos normativos, otras con los antiguos e incluso algunas, pese a haber aprobado los nuevos decretos, utilizaron libros de texto del currículo anterior.

Respecto a la prueba censal de 3º de Primaria para la detección precoz de problemas, las comunidades han respondido también de manera diversa a la hora de ponerla en marcha a finales del curso pasado. Andalucía y Asturias no la hicieron, mientras otras, como País Vasco y Canarias, la aplicaron pero con carácter muestral y no censal.