Detienen al supuesto autor del crimen de Orcasitas

El arrestado fue trasladado a comisaría, donde la policía está a la espera de recibir las pruebas de la Policía Científica, ya que los primeros tests efectuados a las manos del detenido dieron un resultado negativo a que hubiera disparado un arma de fuego. 

Que.es 25 de agosto de 2017

La policía ha arrestado al supuesto autor de los disparos que acabaron con la vida del dueño de un bar de Orcasitas la noche del pasado miércoles.

El supuesto autor del homicidio es David G. D., de 42 años,  con antecedentes por hurto, lesiones y robo con violencia e intimidación (atraco). 

 Las primeras hipótesis, como informan desde El País,  apuntan a que el presunto homicida mató al propietario del bar por echarle del local.

Los hechos se produjeron sobre las 21.30 horas del pasado miércoles cuando el dueño del bar se encontraba delante del establecimiento, en la plaza de las Promesas, en el distrito de Usera. 

Según varios testigos, un hombre se acercó a él por la espalda y le disparó hasta en cuatro ocasiones. Dos balas le alcanzaron en el hemitórax izquierdo y las otros dos, en el brazo izquierdo.

 El autor de los disparos salió corriendo a cara descubierta.

Facultativos del Samur-Protección Civil intentaron, sin éxito, maniobras de reanimación durante más de media hora.  Desgraciadamente, sólo pudieron certificar su fallecimiento.

Los investigadores encontraron varios casquillos del calibre 9 milímetros parabellum en la calle, donde también interrogaron a varios testigos, que dieron una descripción completa del supuesto autor.

Agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana acudieron al domicilio del supuesto autor y le detuvieron ya en la madrugada del jueves.

Durante la madrugada del jueves, Agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana acudieron al domicilio del supuesto autor y procedieron a su detención.

El arrestado fue trasladado a comisaría, donde la policía está a la espera de recibir las pruebas de la Policía Científica, ya que los primeros tests efectuados a las manos del detenido dieron un resultado negativo a que hubiera disparado un arma de fuego. 

Por el momento, el arma no ha sido localizada.

Según las primeras investigaciones, el supuesto homicida era un cliente habitual del bar y, supuestamente, ya había tenido algún enfrentamiento con la dueño del local, que le había expulsado del pub cuando el arrestado se había puesto violento.

El arrestado está pendiente de pasar a disposición judicial en las próximas horas.