Una madre se rompe el cuello al intentar salvar a sus hijos de una tragedia en Central Park, Nueva York

Según testigos presenciales, Monoky tenía atado a su hijo pequeño, James, de un año. en un arnés a su cuerpo, mientras los otros dos, Grant de dos años y Will, el mayor, de cuatro, paseaban junto a un carricoche.

Que.es 17 de agosto de 2017

Anne Monoky Goldman, editora de moda y madre de tres niños pequeños, paseaba tranquilamente la mañana del pasado martes, junto a su familia por el Central Park en Nueva York, pulmón verde de la ciudad norteamericana.

Según testigos presenciales, Monoky tenía atado a su hijo pequeño, James, de un año. en un arnés a su cuerpo, mientras los otros dos, Grant de dos años y Will, el mayor, de cuatro, paseaban junto a un carricoche.

La tragedia les alcanzó cuando un enorme árbol cayó sobre sus cabezas.

Anne como cualquiera madre protectora trató de esquivar las ramas empujando sus hijos para alejarlos del peligro, sin embargo, en su intento se fracturó el cuello.

El árbol, un olmo centenario, ocultó entre sus ramas a la familia.

El estado de salud de la madre es crítico

Grant, el niño de dos años, sufre fractura de cráneo, mientras que el pequeño y el mayor fueron trasladados la hospital y ya han sido dados de alta.

La familia estaba caminando por West Drive, cerca de la calle 62, cuando los testigos presenciales aseguran que escucharon un ruido aterrador.

Jamie Brown, de 42 años, un testigo que se encontraba junto al lugar, declaró al New York Post: "Escuché caer el árbol ... y luego a un bebé gritar".

Antonio Russo, otro testigo de lo sucedido, expresó al New York Times que estaba montando en bicicleta cuando vio el árbol empezaba a caer. Al llegar al lugar de los hechos vio a la madre asustada y gritando.

"Ella corrió hacia los pequeños y comenzó a llorar; a volverse loca. Estaba gritando por el bebé" aseguró Russo.

A los pocos segundos de la tragedia los visitantes del parque acudieron a socorrer a la familia.

Un portavoz de la Policía destacó que durante el acto de valentía de poner a salvo a sus hijos de las ramas del olmo, una de ellas golpeó la cabeza de Anne, que fue trasladada a un hospital con el cuello fracturado, donde lucha para mantenerse con vida.

Ryan Goldman, cuñado de la Anne, informó que ella continúa con su recuperación:

"No hay nada más importante para ella que sus hijos, así que cuando sus pequeños se recuperen de esto, ella también lo hará; por el momento ella sigue luchando".

Grant es el hijo cuyo estado es más delicado, tiene una fractura de cráneo y continúa hospitalizado.

Tal y como informan desde el Daily Mail, un portavoz del Departamento de Parques y Recreos de la Ciudad de Nueva York dijo que los motivos por los que el árbol se derrumbó están siendo investigados.