La violación y destripe de la joven de la carnicería: El suceso completo

El asesino se había trasladado hacía poco al barrio, según se supo después, porque unos meses antes había intentado matar a su madre, como así consta en una denuncia que realizó su hermana a la Policía.

Que.es 8 de agosto de 2017

Tal y como anunciábamos ayer, Mariana Joselin Baltierra, de 18 años, fue hallada muerta, de forma brutal, en el interior de una carnicería en México.

La joven había sido violada y destripada.

Los hechos se produjeron el pasado 27 de julio. Ese día la joven salió de su casa sobre las 9:00 horas de la mañana por un encargo de su familia.

Recorrió unos 200 metros hasta un comercio cercano al lugar de los hechos, y allí se encontró con su asesino, un joven de 28 años que llevaba 15 días trabajando y viviendo en la carnicería 'Carnicasa'.

Como asegura La Vanguardia de Mexico, el asesino se había trasladado hacía poco al barrio, según se supo después, porque unos meses antes había intentado matar a su madre, como así consta en una denuncia que realizó su hermana a la Policía.

Ese jueves, como cada último de mes, el local estaba cerrado

El autor de los hechos se encontraba fuera, tomando el aire en la puerta de su casa.

Mariana pasó por delante y su vida se esfumó.

Según las investigaciones, el chico la agarró contra su voluntad y la introdujo en el local.

Tras un tiempo sin saber de ella y ver que la joven no regresaba, sus familiares dieron el aviso pertinente a las autoridades, que colgaron carteles con la foto de la chica por todo el barrio.

Irónicamente, uno de estos carteles se colocó en la puerta de la carnicería, sin saber que Joselin yacía en el interior.

El cuerpo de Mariana fue encontrado al día siguiente sobre las 9:00 horas de la mañana, cuando el dueño de la carnicería abría el establecimiento para el público.

El carnicero se encontró un espectáculo dantesco: A la mujer le habían abierto el abdomen y habían dejado que la adolescente se desangrara. 

Parte de los intestinos de Mariana estaban fuera de su cuerpo, esparcidos por el suelo, entre las huellas ensangrentadas de sus manos.

Además la chica presentaba indicios de abuso sexual.

Cuando la Policía investigó los hechos, todas las pruebas apuntaron al joven trabajador que fue detenido.

Para la mayoría de los vecinos, la tragedia ha supuesto una sorpresa, ya que aseguran no haber notado nada extraño en el nuevo trabajador del establecimiento.

Por el contrario una joven, clienta habitual de la carnicería, asegura que si se sentía incómoda cuando realizaba la compra. "Nos miraba de manera muy morbosa a las mujeres, incluyéndome a mi", dijo la mujer.

La carnicería permanecerá cerrada hasta nuevo aviso y su dueño ha expresado su pesar por lo ocurrido.

A su vez, los vecinos piden la renuncia de alcalde de Ecatepec, al que acusan de incompetente por la creciente ola de crímenes en la región.