La autopsia de Lucía Vivar pone en duda la hipótesis sobre su desaparición

La principal hipótesis sobre la desaparición y muerte en Pizarra (Málaga) de la niña de tres años, Lucía Vivar, ha quedado obsoleta tras la autopsia realizada, la cual indica que no tiene lesiones en los pies.

1 de agosto de 2017

La primera hipótesis de la desaparición de Lucía Vivar el pasado 27 de julio en Pizarra, aseguraba, según el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que la niña de tres años había desaparecido mientras sus padres cenaban y que había deambulado sola durante tres kilómetros por las vías del tren. Esta hipótesis se ha puesto en duda tras la autopsia, que revela que la niña no tenía lesiones en los pies. 

Según informa Canal Sur, citando fuentes de investigación, no existen daños en los pies de la niña, por lo que la supuesta muerte de la niña tras desaparecer y morir accidentalmente, se ha puesto en duda, ya que no concuerda con el estado del suelo de las vías del tren con abundantes piedras cortantes en los raíles.

Del mismo modo, las piernas de la niña tampoco muestran que hubiera caminado un largo trayecto.

La investigación continua peinando las vías del tren en busca de nuevas pistas, además de intentar determinar por qué había grasa en el cuerpo de la niña. Por último, se ha interrogado a varios testigos gracias a las cámaras de seguridad e inspeccionando el tren que golpeó a la niña.