Día aciago para los amantes del cine: Mueren Jeanne Moreau y Sam Shepard

Ella fue un icono de su país. Él encarnó al perfecto americano.

Que.es 31 de julio de 2017

Los amantes del cine tienen motivos para estar entristecidos

El celuloide dice adiós a Marlène Mourreau y Sam Shepard. Dos estrellas que han brillado con una fuerza cegadora.

Mourreu nos dejaba hoy a los 89 años de edad.

La actriz francesa, todo un icono en su país y fuera de sus fronteras, trabajó a las órdenes de los más grandes. 

Desde Buñuel, de quien fue su musa, hasta Truffaut, pasando por Louis Malle o Antonioni; casi nada.

Contrajo matrimonio con Jean-Louis Richard, padre de su hijo Jérôme.

Posteriormente, se unió a William Friedkin, director de la inolvidable 'El exorcista' (tiemblo con sólo escribirla).

Entre otros premios, fue galardonada con el premio César a la mejor actriz en 1992  por 'La vieille qui marchait dans la mer', de Laurent Heynemann.

Su muerte apenas nos ha dejado tiempo para llorar la del actor, director y dramaturgo Sam Shepard, que falleció el domingo en su casa de Kentucky a los 73 años, a consecuencia del ELA.

Shepard escribió más de 40 obras de teatro, además de ensayos y guiones, y fue galardonado con el premio Pulitzer en 1979 por su obra 'Buried Child'. Solo tenía 36 años.


El premiado escritor debutó también en la gran pantalla, donde era un habitual en películas de Ridley Scott (Black Hawk derribado), Alan J. Pakula (El informe pelícano) o Robert Altman (Locos de amor). 

Shepard llegó a aparecer en más de 50 producciones y encarnó al perfecto americano.

Descansen en paz.