"Cabaret Desire" o cine porno hecho para todos los públicos

La directora de cine porno Erika Lust aprovecha el tirón de "Cincuenta sombras de Grey", que ha aupado el género erótico a categoría de popular, y rebaja el tono de su última proyecto, "Cabaret Desire", una cinta que se distribuirá en grandes superficies y tendrá una versión más explícita en internet.

Madrid, EFE 10 de octubre de 2012

Lust, nacida en Estocolmo en 1977 pero afincada en Barcelona, lleva desde 2005 dedicada al cine porno destinado al público femenino, donde las mujeres "no son meros objetos bonitos que están ahí para ayudar a los hombres a tener placer", señala en una entrevista con Efe.

La distribuidora Cameo y la directora aprovechan el "camino abierto" por el best seller británico "Cincuenta sombras de Grey" firmado por E.L. James, y han decidido lanzar el último proyecto de la realizadora, "Cabaret Desire", a un público más amplio.

Lust ha recortado las escenas explícitas para que sea posible su distribución en grandes superficies, pero no renuncia al género en el que lleva trabajando casi una década, e incluye un código en cada DVD para que quien lo desee pueda ver íntegramente la película, que se grabó el año pasado.

La trama de "Cabaret Desire" (2011), que tiene especial peso a diferencia de otras obras de su género, está estructurada a partir de cuatro historias, donde la protagonista es siempre la mujer, y que tienen como origen las reuniones de un grupo de personas para contar cuentos eróticos.

La literatura erótica es un tema que tiene especial peso en el trabajo de Lust, que se inició en el género con "Cinco historias para ella" (2005), condensó su filosofía en el libro "Porno para mujeres" y ha seguido batallando contra el cine porno tradicional con "Life, Love, Lust" (2010), entre otros proyectos.

El éxito de "Cincuenta sombras de Grey" solo es, a juicio de Lust, la "punta del iceberg" de un movimiento que lleva mucho tiempo tratando de que la mujer "sea el centro y el protagonista de su propio placer".

Este libro ha abierto el camino para el gran público a directores que, como Lust, llevan años trabajando en el sector erótico y que ha visto como en los últimos 15 años se ha incrementado el interés por sus obras, "en especial" el de las mujeres, hasta llegar al fenómeno de hoy en día, en que lo erótico "se ha vuelto mainstream".

Por otro lado, el público "se ha hartado del porno de plástico" y busca "un sexo más natural" pero sin renunciar "a contar historias", explica la realizadora.

Si bien este "curioso fenómeno" se fraguaba desde hace tiempo, esta novela ha ayudado a aceptarlo "más abiertamente", antes fue un libro que se leía solo en ebooks o con la portada tapada y ahora se puede ver mujeres que lo leen abiertamente en el metro, un gesto que, según la autora, expresa: "Soy fuerte, tengo sexualidad".

Por Celia Sierra


tusanuncios.com

Consulta los mejores anuncios clasificados y publica el tuyo gratis en sólo 3 pasos. Elige tu tema: