"Viene una chica" se presenta a los Goya, ilusionada para el actor revelación

La película "Viene una chica", del director leonés Chema Sarmiento, ha formalizado la documentación necesaria para inscribirse en los premios Goya, con la ilusión de lograr el premio a mejor actor revelación para Borja González, un burgalés de diecisiete años con síndrome de Down que protagoniza la película.

León, EFE 15 de noviembre de 2011

Basada en el libro de pequeños relatos ambientado en la década de 1950 "Los males menores" (1993) del académico y escritor Luis Mateo Díez (Villablino, León, 1942), la cinta refleja "un equilibrio perfecto" entre el trabajo de actores con síndrome de Down y los que no tienen esta discapacidad, ha avanzado hoy su director durante la presentación de la película en León.

Unos y otros afrontan la vida del mismo modo y se enfrentan por igual a los sentimientos característicos de la adolescencia, como el amor o la amistad, por lo que, como ha querido aclarar Sarmiento, "la película no trata sobre la problemática Down".

Entre todas las candidaturas a las que puede optar dentro de los Goya -como la de mejor guión adaptado o la de banda sonora-, Sarmiento ha destacado que el equipo "tiene esperanza e ilusión" de que se reconozca con este premio a Borja González, de quien además ha afirmado que "tiene posibilidades".

Por su parte, el protagonista del filme se ha mostrado "orgulloso" y "muy contento", tanto con su trabajo en la película - que supone su estreno como actor-, como con el hecho de que el equipo técnico y artístico de "Viene una chica" confíe en él para optar a este galardón.

La cinta se estrenó en Valladolid coincidiendo con la Semana Internacional de Cine (Seminci), aunque Sarmiento ha asegurado que le hubiese gustado que la película "compitiera y que la juzgase el público" y no sólo presentarla sin optar a competición, como finalmente ocurrió en este festival.

No obstante, el hecho de haberse presentado antes de diciembre -primero en Valladolid y ahora en León-, y que las salas de cine convencionales de Ponferrada (León) la hayan incluido en su programación como cualquier otra película, entre otras condiciones, han posibilitado que la cinta pudiese inscribirse en los premios Goya, ha detallado Sarmiento.

La película se rodó en León "en tres semanas", entre septiembre y octubre de 2010, con "muy bajo presupuesto", debido, principalmente, a que el Gobierno central no destinó la mitad de los fondos empleados en su elaboración, como el equipo esperaba, por ser un filme que aborda una problemática social y que, tanto su protagonista como otros 250 figurantes son chicos con síndrome de Down y familiares, ha explicado el director.

A pesar de esta falta de medios económicos, que se mitigó con el patrocinio de empresas privadas, Sarmiento ha insistido en que la película tiene "una gran calidad y riqueza de planos", además de mucho dinamismo y alegría.

Consciente de que la cinta atrae al público por su temática social, el director ha explicado que la película se proyectará desde hoy y hasta el día 21 en León con la esperanza de que se vea "el gran trabajo" que hay detrás de su elaboración, especialmente por parte de los actores, que "han demostrado una gran profesionalidad" a pesar de ser debutantes en esta área.

tusanuncios.com

Consulta los mejores anuncios clasificados y publica el tuyo gratis en sólo 3 pasos. Elige tu tema: