Un refugio menos para los ricos

La artillería está preparada. Y todos los ejércitos (llámense partidos políticos) la tienen cargada. En sus programas hay cambios que afectan a la regulación de las llamadas sicav (sociedades de inversión de capital variable). De ahí que se haya iniciado una especie de repliegue. Por ejemplo, y en lo que va de año, 25 gestoras […]

Valentín Bustos 25 de noviembre de 2016

La artillería está preparada. Y todos los ejércitos (llámense partidos políticos) la tienen cargada. En sus programas hay cambios que afectan a la regulación de las llamadas sicav (sociedades de inversión de capital variable). De ahí que se haya iniciado una especie de repliegue. Por ejemplo, y en lo que va de año, 25 gestoras han integrado 55 sicav en fondos de inversión, según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Es el caso de Rubicón (de Acacia Inversión) en el fondo Acacia Invermix 30-60, o el Giessen Inversiones de Mutuactivos en el fondo Patrimonio Global.

?Hace años era un vehículo que contaba con muchos más adeptos entre los inversores particulares. Con la ventaja fiscal que supuso el traspaso entre fondos de inversión, que no tributaban, empezó a utilizarse menos?, señala Carmelo Lázaro, director comercial de Grandes Patrimonios de Tressis. Pero para quien realmente ha sido una ´perita en dulce? es para los considerados como ricos. ?El 80% de las sicav está en manos privadas, de una gran fortuna. Si se producen cambios perderán atractivo ya que dejarán de poder eludir la tributación de la ganancia de capital?, indica José María Mollinedo, secretario general del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha).

¿Pagarán justo por pecadores? La normativa dice que, para verse beneficiadas por la reducción de la tributación en el Impuestos de Sociedades (beneficios al 1% frente al 25% del resto), deben contar con un mínimo de cien accionistas si quieren ser consideradas como instituciones de inversión colectiva. Únicamente tributan por las plusvalías cuando venden las acciones, y lo hacen al mismo tipo que otros productos como los fondos de inversión. ¿Qué ocurre? Que quien realmente lleva los hilos, y pone la ?pasta?, es uno o dos inversores. El resto son los denominados ?mariachis?, inversores testaferros que son mero comparsas. Tanto, que su ?desembolso? puede llegar a ser sólo de un euro. De ahí su ?mala fama?.

elmaravedi

Ante la posible llegada del ?lobo?, sálvese quien pueda. ?Cada vez que hay una andanada de cambios normativos la gente busca otras alternativas?, manifiesta Manuel Romera, director del Sector Financiero de IE Business School. Una de las salidas es la disolución del vehículo. ?Pago lo que tenga que pagar y hago la distribución que quiera?, manifiesta Carmelo Lázaro. Es decir, se cierra, y se tributa por las plusvalías en el IRPF. ¿Ventajas? El dinero queda libre para hacer las inversiones que consideren más interesantes.

Otra alternativa es la fusión, bien entre sicavs, bien con fondos de inversión. ?En el primer caso el objetivo es diluir el porcentaje de participación concentrado en un accionista?, apunta Victoria Torre, responsable de Desarrollo de Contenidos, Productos y Servicios de Self Bank. Y matiza: ?Lo normal es que las integraciones se hagan con fondos que llevan una política de inversión similar, de modo que el partícipe siga estando en un tipo de inversión acorde con la que abordó inicialmente?. Sencillo, a la par que práctico. ?Al convertirlo en fondo el dinero sigue en España?, relata Manuel Romera.

¿Qué es lo que ha pasado? Al pasar a fondos, no había peaje fiscal. Era como si de un fondo se pasara a otro. Es decir, que la Dirección General de Tributos (DGT) aceptaba que las fusiones por absorción de sicavs por fondos de inversión se acogieran al régimen especial de reestructuraciones que permite diferir la tributación de los socios personas físicas.

Sin embargo, con posterioridad, y tras la consulta vinculante V2932-16, del 23 de junio de 2016, la DGT ha matizado su respuesta. Y ha manifestado que, al resultar más beneficioso el régimen de diferimiento previsto en el IRPF en el caso de transmisión de participaciones en fondos de inversión en relación con la tributación que hubiera correspondido de transmitirse las participaciones en las sicavs, cabría plantearse cuál es la finalidad preponderante en la operación. ?Lo que se pregunta es que si en todos estos procesos de fusiones aceptados hay un interés económico u otros más espúrios?, indica Francisco Marín, presidente del Comité de Servicio a Asociados a Efpa (European Financial Planning Association). Es decir, que en el caso de que esta ventaja fiscal de los socios sea la finalidad principal de la operación de fusión, se consideraría que la operación tiene como finalidad principal el fraude o la evasión fiscal, no pudiendo por tanto aplicar el régimen especial de reestructuraciones. ?A partir de entonces todo el mundo se ha quedado parado. Y si se demuestra que las fusiones han sido hechas para el diferimiento de impuestos, habrá que pagar?, afirma Marín.

sicav

La pregunta que surge ante esta disyuntiva es si veremos fugas de capitales a otros países con condiciones fiscales más laxas. ?Podría ser una alternativa, sin duda, aunque no siempre es fácil llevar a cabo?, declara Victoria Torre. Y José María Mollinedo aclara: ?El que una sociedad esté domiciliada en España o fuera no necesita que el dinero esté en el país. Desde esa óptica no habría fuga de capitales porque las acciones van a ser las mismas. Podría haberlo en cuanto a la gestión de esas acciones. Si de lo que se trata es que las grandes fortunas se retraten en el impuesto de la renta, me imagino que la redacción del posible articulo dejará poco hueco para eludir la tributación si llevas el dinero fuera?. Otra cosa sería que una persona cambiara de residencia y, por motivos fiscales, se fuera a otro país. ?España no es de los peores en cuanto a presión fiscal?, concreta el representante de Gestha.

Más sofisticada es la fusión con fondos transfronterizos (Irlanda, Jersey, Luxemburgo?). ?Son para niveles patrimoniales más altos ya que, si no, no sale a cuenta hacer el movimiento?, apostilla el representante de Tressis. Si a ello añadimos cuestiones como una planificación de cara a la sucesión, la diversificación de patrimonio, etc, el unit linked luxemburgués, vinculado al mundo del seguro, también es fiscalmente eficiente. Y se mata dos pájaros de un tiro.

?Otro activo que un gran patrimonio debe tener en cuenta, aunque es más complicado, es participar en la economía real, fondos de capital riesgo con diferentes especializaciones?, acota Carmelo Lázaro. Por ejemplo, en el sector tecnológico. ?Esta al alza, muy exportable, y en el que vale la pena tener cierta exposición?, añade.

¿Más estrategias en la selección? Private equity (hay diferentes niveles), commodities (aunque es un poco más complejo y sofisticado por lo que hay que tener un perfil de riesgo elevado capaz de asumir las oscilaciones), fondos real state, fondos de lending? Los partidos políticos tienen en mente que las sicavs tributen de otra manera. El cambio llegó a Navarra y todas las sicav allí existentes desaparecieron. ¿Sucedería lo mismo en el resto del país? ¿El miedo frenará la intentona política? ¿O se modificará la norma igualando la tributación de diferentes instrumentos financieros?