Marcaprint se posiciona como una de las imprentas digitales de mayor calidad

La impresión online es uno de los sectores empresariales que mayor crecimiento ha experimentado en los últimos años. Desde nuestra vivienda, nos encontramos ante la posibilidad de poder descargar muy diferentes modalidades de impresión, con acabados profesionales y enorme calidad. Estas imprentas online ofertan un gran número de productos, con lo que el comprador tiene […]

Rebeca Ortiz 27 de octubre de 2016

La impresión online es uno de los sectores empresariales que mayor crecimiento ha experimentado en los últimos años. Desde nuestra vivienda, nos encontramos ante la posibilidad de poder descargar muy diferentes modalidades de impresión, con acabados profesionales y enorme calidad.

Estas imprentas online ofertan un gran número de productos, con lo que el comprador tiene bastante fácil algo que ande buscando y pueda aproximarse a sus necesidades.

Una de ellas es Marcaprint. El catálogo que ofrece es bastante completo, incorporando cualquiera de las modalidades de impresión que podamos imaginar. Folletos, trípticos, carteles, o tarjetas de visita. Una de sus fortalezas reside en su completo servicio de personalización y plantillas, con lo que podemos meditar tranquilamente qué tipo de diseño se ajusta a lo que buscamos.

Si por alguna circunstancia no tenemos voluntad de usar una plantilla, generalmente suele haber un grupo de profesionales de la misma compañía prestando el servicio de diseño de cualquier artículo solicitado.

La comodidad de este ?nuevo? concepto está fuera de toda duda.  Desde nuestro salón y con un mínimo trámite, podremos tenerlo todo preparado para nuestro proyecto, sin necesidad alguna de otra cosa que diste en exceso de la posesión de un ordenador con conexión a la red.

Su buen hacer profesional se demuestra viendo su envidiable cartera de clientes, que incluye empresas de tanto prestigio como MuerdelaPasta, Baleria, RecordGo, LíneaVerde, IKEA, o Leroy Merlin.

Aparte de contar con técnicas de impresión muy avanzadas, pueden presumir del alto nivel de los trabajadores involucrados en el Departamento de Diseño.

Sin necesidad de desembolso económico, un diseñador profesional supervisará el trabajo que hayas mandado para asegurarse de que todo esté en óptimo estado.

Lo que puede parecer sorprendente, es que a esta calidad en la prestación de servicio no le acompañen unos precios un tanto desorbitados. Al contrario. Sus precios, válganos la redundancia, son bastante competitivos con respecto a sus principales rivales.

Nos permitimos el lujo de volver a incidir en la flexibilidad, clave en esta clase de negocios. Es bastante positivo que el cliente pueda elegir exactamente lo que desea y siendo él mismo quien establezca naturaleza y especificaciones. De esta forma, el proceso avanzará fluido y sin una rigidez que luego pueda resultar incómoda si las expectativas desde el principio se ven mermadas por alguna circunstancia inesperada.