Ayudar a los niños en riesgo de exclusión es sencillo con Música por la Paz

En estos tiempos que corren y que por desgracia no son buenos, mucha gente se pregunta cómo puede ayudar a los más necesitados. Siempre vemos por la televisión o escuchamos por la radio proyectos solidarios muy bonitos pero que quizá no son fáciles de encontrar, y al final muchas personas se quedan en casa preguntándose […]

Maria Jose Garcia 24 de octubre de 2016

En estos tiempos que corren y que por desgracia no son buenos, mucha gente se pregunta cómo puede ayudar a los más necesitados. Siempre vemos por la televisión o escuchamos por la radio proyectos solidarios muy bonitos pero que quizá no son fáciles de encontrar, y al final muchas personas se quedan en casa preguntándose por una forma más sencilla de aportar su grano de arena.

Pues bien, si vives en Vigo, Salamanca, Segovia, Madrid, Barcelona, Cáceres, Toledo, Albacete, Valencia, Badajoz, Sevilla, Granada, Almería, Murcia o Alicante, tienes una oportunidad más cerca de lo crees. La Asociación Música por la Paz se dedica a ayudar a los menores de estas ciudades en los centros que tienen, apoyándoles en las tareas del colegio y ofreciéndoles meriendas de forma totalmente gratuita.

Ahora que ya te has ubicado, puedes ayudar de varias formas. Por un lado, puedes hacer donaciones directamente y de forma puntual. Os recordamos que estas donaciones es para poder ofrecer una merienda gratuitamente a los niños. Te puedes hacer socio de la Asociación aportando mensualmente lo que tú consideres. O si por el contrario eres empresario, puedes hacer una donación en nombre de tu empresa. Pero si tu situación no es muy buena económicamente hablando, ya que sabemos la situación en la que se encuentran muchas familias españolas, y aún así quieres ayudar de alguna forma, puedes convertirte en voluntario, organizando actividades para los niños o simplemente compartiendo tus conocimientos. Los centros abren de 16:30 a 20:30 y lo único que tienes que hacer es llamar al centro de tu ciudad, compartir el proyecto o taller que quieres desarrollar una hora a la semana y seguro que en seguida podrás empezar. Los niños de tu barrio lo agradecerán y estarás ayudando de forma real, palpable, a estabilizar una situación que se presenta ya como inestable.

Si alguna vez te encuentras con un grupo de jóvenes vendiendo unas papeletas por las terrazas de los bares de tu barrio, no pienses que son otros chavales más que quieren sacar dinero para su viaje de fin de curso, sino que realmente están ayudando a financiar las labores sociales realizadas por Música por la Paz, así que acércate a ellos y pregúntales sobre su proyecto. No te arrepentirás.