Fernando Pons, un mallorquín en la final del mundial de poker

El poker español sigue alcanzando hazañas históricas y poniendo a jugadores en lugares imposibles. El responsable esta vez de haberlo conseguido es Fernando Pons, un humilde jugador mallorquín que ha sorprendido a todo el mundo del poker con su increíble historia. Nando, como se le conoce habitualmente en el mundo del poker, ha conseguido llegar […]

Jordi Benítez 22 de septiembre de 2016

El poker español sigue alcanzando hazañas históricas y poniendo a jugadores en lugares imposibles. El responsable esta vez de haberlo conseguido es Fernando Pons, un humilde jugador mallorquín que ha sorprendido a todo el mundo del poker con su increíble historia. Nando, como se le conoce habitualmente en el mundo del poker, ha conseguido llegar a la final del evento principal de las series mundiales de poker y formar parte de los nueve jugadores que la disputarán, conocidos como los November Nine. Ser uno de estos November Nine no es cualquier cosa, solo algunos elegidos y, normalmente, estrellas de este juego consiguen optar a ser el campeón de las WSOP (World Series of Poker) y coronarse así como el rey absoluto, algo a lo que Nando Pons optará por méritos propios.

La manera de clasificarse de Pons también es bastante increíble, consiguió escalar desde una inversión inicial de 30 euros en un torneo satélite organizado por 888poker hasta la cima del poker mundial y, por supuesto, convirtió esos 30 euros en una cifra astronómica, que aún puede aumentar si consigue ganar las World Series of Poker 2016 en Las Vegas. Una tarea que no será fácil, pues Nando Pons se ha convertido en el jugador en convertirse en uno de los November Nine con menor número de fichas de la historia, la batalla que le espera será dura pero, como hemos visto, Pons ya está acostumbrado a lo imposible. Se une así a una lista muy exclusiva de jugadores españoles que han escrito su nombre con letras de oro en la historia, en los últimos años, concretamente en 2014, otro español consiguió una gloria similar a la de Pons colándose en la final de las series mundiales, pero Andoni Larrabe no consiguió la corona, aunque cuajó un torneo admirable.

Pons jugará la mesa final de noviembre en la emblemática ciudad de Las Vegas, donde comprobaremos si se consuma la leyenda. El caso de Pons ha revolucionado el mundo del poker, aunque no es la primera vez que sucede algo de estas características, de hecho, se compara mucho a Nando Pons con otro jugador que desafío a las leyes de la lógica: Moneymaker. Chris Bryan Moneymaker, natural de Atlanta, hizo saltar la sorpresa cuando en 2003, de ser un desconocido, ganó el evento principal de las series mundiales tras escalar, como Nando, de un torneo satélite en el que invirtió poco más de los 30 euros de Pons. Moneymaker forma parte de la leyenda de este juego por alzarse con la victoria en condiciones parecidas a las de Nando y consiguió que el poker llegara a todos los rincones del planeta, unos logros por los que siempre será recordado.

En España no es fácil dedicarse al poker y para los jugadores profesionales esquivar ciertos obstáculos se hace bastante cuesta arriba. No es menos ciertos que en este país hay ya una afición notable al poker, que ha ido creciendo a medida que los casinos en línea y las nuevas tecnologías han avanzado de la mano para llevar un casino a todas las pantallas de aquel que lo desee. Puede ser que, si Nando consigue la proeza de alcanzar la cima de las series mundiales, el poker en España crezca y con él, todos los jugadores ocasionales y, por supuesto, los profesionales que tanto nombre están cogiendo en el resto del mundo.

Fuente de la imagen: Pixabay