Las ferias empresariales vuelven con fuerza

Apenas se llevan unos pocos días del mes de septiembre, y tras el largo parón veraniego (o al menos eso deben pensar las compañías), ya existen numerosos programas que publicitan las distintas ferias, congresos y exposiciones relativas a los más variopintos sectores empresariales, las cuales tendrán su sitio en las diferentes ciudades que se encuentran […]

Jorge Rodriguez 12 de septiembre de 2016

Apenas se llevan unos pocos días del mes de septiembre, y tras el largo parón veraniego (o al menos eso deben pensar las compañías), ya existen numerosos programas que publicitan las distintas ferias, congresos y exposiciones relativas a los más variopintos sectores empresariales, las cuales tendrán su sitio en las diferentes ciudades que se encuentran a lo largo y ancho de prácticamente toda la geografía de nuestro país.

Vuelven meses con bastante potencial de actividad, y las empresas ultiman su puesta a punto para tratar de conquistar a nuevos clientes, o bien fortalecer su imagen de marca. Y, precisamente una de las maneras más adecuadas para alcanzar estos objetivos es aprovechando estos eventos, ferias y exposiciones sectoriales.

Pueden obtener información más densa sobre congresos en portales web.

Sin ir más lejos, este mes podemos encontrar algunas ferias empresariales que resultan familiares para veteranos agentes del sector.  Citaremos las primeras. Entre ellas, y por riguroso orden cronológico, encontramos, por ejemplo:

  • Bisutex (del 7 al 11): Salón Internacional de la Bisutería y Complementos.
  • Intergift (del 7 al 11): Salón Internacional del Regalo y Decoración.
  • Madrid Joya (del 7 al 11): Salón Internacional de Joyería y Relojería Urbana y de Tendencia.

Estas tres abren el telón de la temporada post-estival en la capital madrileña. La oferta de estos eventos es sumamente amplia y nutrida desde este momento, y continuando los períodos mensuales venideros.

Si desean ampliar sus conocimientos, accedan a stands en internet.

Asimismo, también sirven de perfecto escaparate para que una empresa muestre las más recientes novedades de su negocio, del mismo modo que ayuda a establecer un necesario contacto con el público que acude al congreso, creándose de esta forma un vínculo con el mismo.

De idéntico modo que sucede con una primera cita, la impresión inicial es fundamental para calar en el recuerdo de los visitantes y fidelizarlos. Por esta razón, hay que esforzarse en dejar una huella positiva en el recuerdo de los mismos, y cuidar la imagen de nuestra marca y sus productos al máximo.

No en vano, existen compañías que confeccionan stands de diseño para que el paso del potencial cliente por allí sea concebido por el mismo como un rotundo éxito. Como bien conocen, un stand es el espacio que se ocupa en la feria en cuestión.