El poder de los datos

Una empresa en un rincón cualquiera de España. En su plan de expansión contempla el asociarse con otra compañía. Pero surgen las dudas: ¿Cuáles son sus cifras de facturación? ¿Están al corriente de pago con la administración, clientes y proveedores?… ?El sector infomediario constituye una pieza fundamental en la gestión del riesgo empresarial?, afirma Dionisio […]

Valentín Bustos 5 de septiembre de 2016

Una empresa en un rincón cualquiera de España. En su plan de expansión contempla el asociarse con otra compañía. Pero surgen las dudas: ¿Cuáles son sus cifras de facturación? ¿Están al corriente de pago con la administración, clientes y proveedores?… ?El sector infomediario constituye una pieza fundamental en la gestión del riesgo empresarial?, afirma Dionisio Torre, director general de Axesor. ¿Quiénes son? Aquellas empresas que analizan y tratan la información del sector público y privado para crear productos de valor añadido destinados tanto a empresas como al público en general. ¿Su fin? Reducir el error humano, aumentar la eficiencia, simplificar procesos, y reducir costes.

En total, en España hay 623 compañías que no solo se dedican a la ofrecer datos relativos a marketing, riesgo comercial o información crediticia o de solvencia, sino que también las hay de ámbitos tan dispares como la difusión y comercialización de bienes servicios y actividades de contenido cultural, estudios de mercado, o dedicadas a la creación de directorios y guías de direcciones postales para localización y publicidad, por ejemplo.

informacion1

Labor minuciosa. Aunque pueda parecer un ?recién llegado?, no se trata de un sector ?en pañales? ya que un buen número de las compañías tienen una antigüedad de dos décadas, llegando algunas a los 30 años de vida. ?En los últimos dos lustros se han creado más de 140 nuevas empresas. De ellas, la mitad se enmarcan en el ámbito económico y financiero. Solo el año pasado se destinaron casi 310 millones de euros a desarrollar nuevas firmas?, concreta Dionisio Torre. ¿Ventas totales? 1.365 millones de euros. ¿Empleo? 15.857 personas.

?La necesidad de información para la toma de decisiones de crédito comercial se incrementó inicialmente con la crisis fruto de la incertidumbre general y de la necesidad de seleccionar mejor a los clientes?, indica Luis Bourgon, director de Producción de Informa D&B.  Porque, con la zozobra económica, había que tomar decisiones más responsables y controlar mejor los riesgos. Pero la disminución de la actividad económica supuso una especie de frenazo (en 2013 la facturación cayó un 1,9%) para volver a retomar la senda alcista. ?La proyección es la de un crecimiento y una relevancia cada vez mayores y, por ende, un aumento de la facturación?, relata el director general de Axesor.

Es en este último campo, el tecnológico, donde se encuentran con una piedra en el camino. Cierto que tanto la legislación europea, como la española, están promoviendo la puesta a disposición de gran parte de la información pública en formatos reutilizables. Pero en nuestro país existen más de 8.000 fuentes de datos abiertos que, se puede decir, no comparten uniformidad, ya que en ellas ?habitan? 56 formatos diferentes. ?La voluntad de abrir la información está, pero hay un reto tecnológico. Ahí la iniciativa privada juega un papel estratégico, al traducir esas fuentes en información a la que el usuario pueda acceder para entenderla y reutilizarla?, asegura Patricia Peiró, responsable de Comunicación de Infoempresa.

Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme), Boletines Oficiales del Estado, las comunidades autónomas y las provincias, Depósitos de Cuentas Anuales de los Registros Mercantiles, Colegio Oficial de Registradores? son algunas de las fuentes que utilizan este tipo de enseñas. Una información que, a diario, y mediante tratamientos automáticos y manuales, actualizan depurando cualquier tipo de error y dando la máxima coherencia. El fin no es otro que cosechar los máximos niveles de calidad necesarios para ayudar, en el caso de los ámbitos económico y financiero, a una correcta toma de decisiones de riesgo de crédito, por ejemplo. ?Los datos se revisan por analistas expertos en el tratamiento del contenido de las diferentes fuente y los sistemas de valoración se encargar de realizar la valoración automática online de la información que existe en la base de datos para cada empresa?, manifiesta el director de Producción de Informa D&B.

¿Qué es lo que más se demanda? Estados financieros, crédito comercial, cuenta de resultados, quién tiene qué cargo en qué empresa (en este último caso útil para buscar un nuevo socio o inversor)? ?Informes que además incorporan scorings que tratan de predecir la probabilidad de que exista un incumplimiento de pagos y/o que la empresa vaya a dejar de operar en el mercado?, mantiene Bourgon. Y añade: ?Somos una fuente muy importante para limitar y/o reducir la morosidad y los impagos en las relaciones comerciales. Además de favorecer la transparencia y el tráfico mercantil, permitimos luchar contra el blanqueo de capitales?.

informacion

Más músculo. Aunque se han dado pasos en materia de transparencia y acceso a datos, todavía queda bastante camino por recorrer para que el acceso a la información, tanto nacional como global, pueda hacerse de forma efectiva. ?Se precisa armonizar la legislación a nivel doméstico y transnacional?, propone el director general de Axesor. Tampoco conviene olvidar la armonización de todas las fuentes públicas y el factor precio. ?Hay mucha oferta de baja calidad, sin contrastar, muy económica, o hasta gratis, y esto complica la comunicación de empresas que garantizan la calidad de sus datos y cuyos productos y servicios no tienen nada que ver con las primeras?, advierte Luis Bourgon. No hay duda que la calidad tiene un precio. Pero, como sucede en muchos campos relacionados con internet, por el mero hecho de estar ahí, parece que debe ser gratuita. ?Tenemos una conexión con el Colegio de Registradores. Cada día analizamos más de 10.000 campos, de media. Pero en julio, cuando se presenta el Impuesto de Sociedades, son unas 13.000 empresas las que presentan cuentas a diario?, matiza Patricia Peiró.

El desembolso para quien solicita este tipo de documentación puede oscilar entre tres y 30 euros.  ¿Y cuánto le cuesta a la firma? A título de ejemplo, un depósito de cuentas tiene un coste medio de 9,5 euros. A ello hay que agregar el desembolso continuo en tecnología más la creación de nuevos productos y servicios de valor añadido. ?En Informa invertimos unos 12,2 millones de euros en la compra y tratamiento de información al año?, concreta su director de Producción.

De cara al futuro, la apertura del sector público, recientes fuentes de información, y las nuevas tecnologías se antojan como catapultas que impulsarán su desarrollo. ?El tráfico mercantil es estratégico. Hay empresas de telefonía que no te aceptan si no ven un informe de riesgo?, señala Patricia Peiró. Además, la parte comercial ya no vende a lo loco. Inclusos los inversores internacionales ponen su ?punto de mira? en este tipo de documentos para definir posibles actuaciones. ?El famoso big data está suponiendo un cambio importante para el sector que tiene que desarrollar sus capacidades para crear cada vez más y mejores productos, servicios y modelo de decisión aportando la capa de analytics?, argumenta Luis Bourgon. Pero siempre bajo la misma batuta: permitir a los clientes tomar acciones y decisiones con mayor certeza.