Cuánto nos cuesta la muerte

Es imposible luchar contra el reloj biológico, la vida es un fenómeno rítmico que tiene un fin para todos. Cuando perdemos a algún ser querido, la tristeza es inevitable al igual que el hecho de que alguien se muera. Quizá por el respeto que le tenemos a la muerte, pensamos que organizar una gran despedida [...]

Maria Molero 26 de julio de 2015

Es imposible luchar contra el reloj biológico, la vida es un fenómeno rítmico que tiene un fin para todos. Cuando perdemos a algún ser querido, la tristeza es inevitable al igual que el hecho de que alguien se muera. Quizá por el respeto que le tenemos a la muerte, pensamos que organizar una gran despedida al difunto es lo mínimo que podemos hacer por él, pero la tendencia es que cada vez pagamos más caro la muerte.

16961_noticia_0

Más caro en Madrid

Los costes de los servicios funerarios son cada vez más elevados. Tal y como revela un informe realizado por OCU, morirte en una ciudad u otra te puede salir más caro. Madrid es la comunidad española dónde nos cuesta más organizar un entierro, en torno a 3.200 euros de media si se elige la cremación y 3.500 si se escoge un nicho.  Un total de 34 empresas prestan servicios funerarios en la capital,  solo 11 cuentan con una página web y ninguna ofrece catálogo de precios en internet.

El precio medio de un ataúd ronda los 775 euros e incluye el acondicionamiento sanitario del cadáver. El precio varía según los materiales y los acabados, dependiendo si se emplea madera de chopo, roble o nogal.

Cementerio Municipal

Barcelona y Tarragona de las más caras

Las diferencias de precio son enromes entre las distintas ciudades españolas, los grandes ahorros pueden rondar en torno a los 2.000 euros, tal y como señalan desde OCU. Hay ciudades que cuentan con servicios funerarios con participación municipal que compiten con las empresas privadas. Incluso se da el caso de que en algunas ciudades imponen requisitos tan difíciles para obtener una licencia de funeraria, que la empresa privada no ha podido iniciar su actividad.

Barcelona, Tarragona y Palma de Mallorca figuran como las ciudades en las que las empresas municipales ofrecen sus servicios en régimen de monopolio, pero no son tan económicos como deberían ser. Barcelona 6.441 euros y Tarragona 5.323 euros, son las ciudades más caras.

ahorro

Cuenca y Las Islas Canarias son las más económicas

Ciudades como Cuenca, Santa Cruz de Tenerife o Las Palmas de Gran Canarias, ofrecen presupuestos más económicos en torno a los 2.600 euros como máximo. En Alicante, Madrid y Valencia los posibles ahorros superan los 2.000 euros y teniendo en cuenta todas las ciudades, el ahorro medio puede ser de 900.

Sin embargo, se dan casos de total opacidad sobre las tarifas aplicadas para la elaboración del presupuesto, sobre todo en las funerarias municipales. Según OCU solo el 13 por ciento de las funerarias aprueban en la información que expone al cliente en sus instalaciones, mientras que el 35 por ciento no ofrece un verdadero presupuesto. En el sector predominan más las anotaciones en tarjetas de visitas, o en folios en blanco sin identificación, o un simple presupuesto verbal.

771606

Alquiler de un nicho

El alquiler de un nicho con disposición inmediata cuesta entre 900 y 1.800 euros por diez años. Cuando pase ese tiempo la familia tiene que buscar un lugar para los restos del difunto. Es por eso que cada vez son más comunes las cremaciones, que cuestan en torno a 650 euros.  Hasta un 50 por ciento del total de enterramientos en la Comunidad de Madrid son cremaciones, mientras que el resto de España ronda el 35 por ciento.

En cuanto a los velatorios, el precio varía en función de las localidades, como mínimo cuestan 620 euros, mientras que el coche fúnebre tiene un coste medio de 532 euros.

file_9_1

Los complementos y el papeleo

Los certificados y tasas, es decir, los gastos de gestión nos cuestan 145 euros. La tasa de inhumación asciende a los 175 euros. Sí seguimos haciendo cuentas, aquí no acaba todo, habría que sumar las coronas de flores que cuestan 250 euros de media, más 100 euros de gastos sin especificar.

También la publicación de una esquela en diversos medios de comunicación, lo que tiene un coste de 380 euros, dependiendo del tamaño y la mesa de firmas asciende a los 40 euros. Independientemente de que los familiares tengan contratado un seguro de decesos, pueden contratar la empresa funeraria que más les convenga.

fachada_san-martin2

La empresa funeraria

El contrato de la empresa funeraria por parte de los familiares incluye la solicitud de un presupuesto por escrito que será vinculante. Por su parte estas empresas deben ofrecer una lista de precios con todos sus productos y servicios. Aunque como apuntan desde OCU, tan solo son 11 las empresas funerarias que disponen de página web, pero ninguna muestra sus tarifas en internet.

Como en el caso de cualquier empresa que ofrece unos servicios, el cliente, en este caso los familiares del difunto, tienen derecho a reclamar y sus quejas se tramitarán a través de una hoja de declaraciones de las que disponen las funerarias. Se deben denunciar por tanto los casos de abusos, ya que existen las mismas garantías que en cualquier otro servicio, así como una gran variedad de seguros de decesos de diferentes modalidades y precios.

VELATORIO

Los servicios de las funerarias

El servicio básico de cualquier funeraria y que por tanto debe reflejar el presupuesto, aborda desde el féretro, traslados, sala-velatorio y la opción de inhumación en un nicho temporal o incineración. El coste medio de estos servicios es de 650 euros, teniendo en cuenta que el servicio de inhumación varía entre ciudades.

Los familiares deben pedir siempre presupuesto y comparar los servicios, porque a pesar de tener un seguro de deceso, que facilita este duro proceso,  se paga en primas mucho más del dinero asegurado.

La falta de transparencia en este tipo de servicios unida a que los familiares están pasando malos momentos, precipitan que gastemos mucho más de lo que debemos por despedir a nuestro seres queridos y familiares.

decesos-e1417713005342

Los seguros de Decesos

En España casi 20 millones de personas tienen un seguro de Decesos, según un informe ofrecido por UNESPA, en el último año han aumentado en 93.200 personas. Los seguros ofrecen cada vez más coberturas integrales para la familia, no solo el enterramiento. Incluye los aspectos legales y asistenciales para los herederos, seguros de accidentes y el traslado cuando el fallecimiento no se ha producido en el lugar de residencia.

Se trata de un seguro único en Europa, con asegurados desde los cinco a los 85 años. Las Comunidades Autónomas con más aseguramientos en Decesos son Extremadura con un 63 por ciento, Asturias con un 61,1 por ciento y Andalucía con un 55,6 por ciento de la población.

petite41

Toda la vida para pagar el funeral

Los estudios muestran que en España hay una gran costumbre de contratar un seguro de deceso, producto que arraigó en los años de la posguerra, como la manera de garantizarse el traslado de vuelta a su cementerio natal. Con un precio de unos 8 euros al mes, hay quienes opinan que es más cómodo dejar estos trámites en manos de una compañía.

Esto nos garantiza que el servicio estará cubierto desde que se empieza a pagar la primera prima, pero sin embargo: ¿Nos compensa pagar toda nuestra vida por nuestra muerte? El fuerte arraigo a este tipo de seguros en España se debe también a la estrecha relación entre las aseguradoras y las funerarias. Es común en las pequeñas localidades que el agente de seguros fuese la misma persona que gestionaba la funeraria local.

891692-001

Cómo ahorrar en los servicios funerarios

Si podemos organizar el funeral con antelación nuestras carteras lo agradecerán, aunque esto no siempre es posible porque no vivimos pensando cuándo nos va a llegar la hora. Cuando la familia está despidiendo a un ser querido, suele tomar decisiones financieras asociadas a sus sentimientos y no a la cabeza. Sería mucho más fácil organizarlo con anticipación, hablar con sus familiares más cercanos sobre el tipo de funeral que desea así como también si prefiere ser enterrado o cremado.

No contrate una casa funeraria por el simple hecho de que esté cerca de su casa o porque ha sido utilizada por otros familiares. Lo mejor es informarse sobre todas las opciones que le ofrecen las distintas empresas, comparando el valor y la calidad de los servicios. No tenga vergüenza por escoger las opciones más económicas porque podemos caer en el error de correr con gastos innecesarios y excesivos.