Cardenal: "El CSD no puede consentir que la ACB pretenda cerrar la liga favoreciendo sus propios intereses"

Dice que el cumplimiento de los requisitos de acceso a las competiciones "no es una cuestión que se deba resolver de manera asamblearia"

1 de septiembre de 2015

Cardenal: "El CSD no puede consentir que la ACB pretenda cerrar la liga favoreciendo sus propios intereses"
Dice que el cumplimiento de los requisitos de acceso a las competiciones "no es una cuestión que se deba resolver de manera asamblearia"

SANTANDER, 1 (EUROPA PRESS)

El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, ha asegurado este martes en Santander que este organismo "no puede consentir de ninguna manera" que la ACB pretenda "cerrar" la competición para "favorecer sus propios intereses e impedir que los equipos que ganan el derecho deportivo a ascender lleguen a esa competición".

Así se ha referido a la decisión de la Asamblea General de la ACB de ratificarse en su postura y después de que haya decidido no inscribir al Club Ourense Baloncesto en la Liga Endesa 2015-2016, contraviniendo así el dictamen del CSD, organismo con el que la asociación mostró su "absoluta disconformidad".

De este modo, Cardenal ha defendido que el cumplimiento de los requisitos de acceso a las competiciones deportivas "no es una cuestión que se deba resolver de manera asamblearia". "O se cumplen o no se cumplen. Y determinarlo es una responsabilidad de la administración de las competiciones, federaciones y ligas, supervisado por el CSD", ha manifestado.

En declaraciones a los medios antes de intervenir en el encuentro 'El impacto territorial de las universidades', que se ha inaugurado este martes en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), ha criticado que las decisiones de la ACB contrarias al CSD son "una tradición" que no pueden "compartir". "Ya el año pasado lo hicieron con otro equipo, tienen otros casos en el pasado", ha incidido.

"Todos conocemos que en los últimos años ha sido imposible franquear esa barrera y creo que es una asignatura pendiente que tiene el baloncesto español", ha lamentado el dirigente.

Cardenal también ha querido mostrar con "rotundidad" que el CSD es "garante del cumplimiento de la legalidad, de la manera en que se ejercen las competencias públicas delegadas que tienen las entidades deportivas".

El pasado 3 de julio, la Asamblea General de la ACB acordó no admitir ni al Club Ourense ni al Tizona Burgos en la competición, los dos equipos que habían ascendido desde la LEB, manteniendo en la máxima categoría a los descendidos Montakit Fuenlabrada y Gipuzkoa Basket.

En el caso del conjunto gallego, el organismo entendió que no había superado satisfactoriamente la auditoría de cuentas necesaria para su acceso a la competición. El Ourense decidió reclamar entonces al Tribunal Administrativo del Deporte, que se consideró no competente para dar solución al problema y remitió el caso al CSD. El pasado 11 de agosto, el Consejo obligó a admitir al equipo orensano en la máxima competición.

Además, por otro lado, Cardenal ha reconocido que "le hubiera gustado" y que han "intentado" que el baloncesto "hubiera seguido el mismo curso de reformas que ha hecho el fútbol". "Hoy tenemos una Liga de Fútbol que ha trabajado con el CSD, que está saneada económicamente, que ha cambiado sus parámetros de una manera muy trascendente", ha recordado.

"Creo que ese es un reto que tiene el baloncesto y que lo va a tener que afrontar, sea ya en la siguiente legislatura o en los meses que quedan de esta, pero es una dinámica que la opinión pública, los aficionados al baloncesto y toda la sociedad interesada en el deporte que no comparte esa manera de actuar, de pretender instituirse en un club privado", ha manifestado.