Se reduce a un frente el incendio en Valderredible (Cantabria) y la población no corre riesgo

Los cuatro frentes activos ayer en el incendio forestal declarado en Valderredible que habría afectado ya a unas 450 hectáreas se han reducido esta mañana a uno en la zona de monte Hijedo y de Riopanero, en cuya extinción trabajan más de un centenar de efectivos y tres helicópteros y un hidroavión, entre otros medios, y cuya prioridad es evitar que el incendio se adentre en las zonas boscosas del monte Hijedo dado que a nivel poblacional ahora mismo "no hay ningún riesgo".

28 de agosto de 2015

Se reduce a un frente el incendio en Valderredible (Cantabria) y la población no corre riesgo
SANTANDER, 28 (EUROPA PRESS)

Los cuatro frentes activos ayer en el incendio forestal declarado en Valderredible que habría afectado ya a unas 450 hectáreas se han reducido esta mañana a uno en la zona de monte Hijedo y de Riopanero, en cuya extinción trabajan más de un centenar de efectivos y tres helicópteros y un hidroavión, entre otros medios, y cuya prioridad es evitar que el incendio se adentre en las zonas boscosas del monte Hijedo dado que a nivel poblacional ahora mismo "no hay ningún riesgo".

Así lo ha informado el Gobierno de Cantabria, que ha subrayado al respecto que las zonas pobladas "están controladas" y que, en estos momentos, salvo un cambio en las condiciones climatológicas, no presentan riesgos. "Actualmente no hay ningún problema poblacional" y "la cuestión está salvada", aunque la situación podría complicarse con un cambio de viento, ha advertido la Administración.

Con todo, y por si fuera necesario evacuar, Cruz Roja de Cantabria ha activado su equipo de respuesta inmediata en emergencias y ha preparado el polideportivo de Polientes para servir como albergue provisional, según informa 112 Cantabria en su Twitter.

El Ejecutivo ha precisado que el frente activo este viernes se ha dividido en dos por razones operativas. Así, el frente norte se localiza en la zona orientada hacia el monte Hijedo, mientras el sur se orienta hacia el pueblo de Riopanero.

La prioridad actualmente es controlar "cuanto antes" el incendio para que no afecte a la zona boscosa del Hijedo dada su importancia patrimonial si bien es la más difícil de controlar por razones de ubicación y donde el fuego está actualmente "más vivo".

Para controlar este frente trabaja un operativo compuesto por un buldócer de Castilla y León, un técnico y cinco guardias forestales de Montes de Cantabria, 9 autobombas y 65 miembros de la Unidad Militar de Emergencia (UME), una nodriza y un hidroavión del MAGRAMA. Por su parte, en la zona sur (Riopanero) están actuando una cuadrilla de Montes de cinco personas y una autobomba, una cuadrilla de apoyo de Castilla y León y las cuadrillas de la Brigada de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) del MAGRAMA.

El Gobierno ha explicado en que la zona sur la situación está "más controlada" porque el fuego no avanza tanto, si bien un cambio de viento o una subida de las temperaturas podrían modificarla.

Actualmente, en la extinción del incendio trabajan efectivos del Servicio de Emergencias 112 Cantabria y 112 de Castilla y León, Gobierno de Cantabria, MAGRAMA, UME, Guardia Civil, Protección Civil, Cruz Roja Cantabria y 061.