Recomendaciones para evitar incendios durante este verano

Ante la proximidad de un incendio forestal, hay que tratar de alejarse por las zonas laterales más desprovistas de vegetación y siempre en sentido contrario a la dirección del viento evitando dirigirse hacia barrancos u hondonadas, ni intentar escapar ladera arriba cuando el fuego ascienda por ella.

Eduardo Bartrina 25 de junio de 2015

El Servicio Municipal de Protección Civil de Boadilla del Monte ha difundido las recomendaciones a los vecinos para evitar en la medida de lo posible los incendios en esta época estival, de alto riesgo.

En lo relativo al monte y las zonas forestales, las indicaciones contemplan aspectos como no arrojar cerillas o restos de cigarros ni basuras u otros residuos, especialmente aquellos que contengan fuego o puedan inflamarse; no transitar con vehículos fuera de las vías de circulación; no realizar quemas de residuos; no utilizar fuego para cocinar, salvo autorización expresa del organismo autonómico correspondiente y no producir o utilizar fuego en cualquier tipo de actividad, así como evitar el almacenamiento, transporte y utilización de materiales inflamables o explosivos, el lanzamiento de cohetes, globos o artefactos, salvo autorización expresa del organismo autonómico correspondiente.

En cuanto a los jardines y solares particulares, Protección Civil recuerda a los vecinos la prohibición de hacer fuego entre el 16 de mayo y el 31 de octubre y recomienda para evitarlo mantener limpios de vegetación seca los solares o parcelas no edificados, tener precaución a la hora de utilizar barbacoas, situándolas en una franja de terreno sin vegetación; mantener los tejados limpios de materiales combustibles y evitar que las ramas dominen las edificaciones; alejar de la vivienda las reservas de leña y almacenar los combustibles (bombonas de butano, contenedores de gasoil...) en recintos ventilados y protegidos. Además, recomiendan a los vecinos tener mangueras de riego en cantidad, ubicación y longitud suficientes para abarcar toda su propiedad.

El servicio de Protección Civil mantiene un retén formado por voluntarios de la agrupación de Boadilla para atender cualquier incidente que pudiera producirse. El Ayuntamiento recuerda además que el incumplimiento de las normas contra incendios lleva asociado sanciones de tipo penal, civil o administrativo, en función de las circunstancias y la gravedad del hecho.

Aparte de estas precauciones, es importante también adoptar medidas de autoprotección que pasan por conocer el entorno y los riesgos con los que puede encontrarse. Por ejemplo, para adentrarse en el monte hay que conocer bien el terreno, las vías de comunicación y caminos alternativos y procurar caminar siempre por zonas de gran visibilidad y avisar lo antes posible si se observa una columna de humo o un incendio forestal a los servicios de emergencias más próximos.

Ante la proximidad de un incendio forestal, hay que tratar de alejarse por las zonas laterales más desprovistas de vegetación y siempre en sentido contrario a la dirección del viento evitando dirigirse hacia barrancos u hondonadas, ni intentar escapar ladera arriba cuando el fuego ascienda por ella.