Más de un centenar de antiguas alumnas visitan el Palacio del Infante Don Luis

El Ayuntamiento de Boadilla, junto con la Asociación Amigos del Palacio, organizó esta visita en la que estuvieron presentes la primera teniente de alcalde, Susana Sánchez Campos, y la concejal de Cultura, Alicia Ruiz-Moyano.

Eduardo Bartrina 23 de junio de 2015

Un centenar de las llamadas "niñas del palacio" tuvieron ocasión el pasado fin de semana de volver a visitarlo muchos años después de haber sido alumnas del colegio que hubo instalado en él y en el que estuvieron internas, algunas de ellas hace más de 40 años.

El Ayuntamiento de Boadilla, junto con la Asociación Amigos del Palacio, organizó esta visita en la que estuvieron presentes la primera teniente de alcalde, Susana Sánchez Campos, y la concejal de Cultura, Alicia Ruiz-Moyano. Una de las niñas, Pilar García Puerta, pudo ver cumplido su sueño de presentar en el palacio un libro escrito por ella sobre sus recuerdos de infancia en Boadilla.

Las "niñas" vivieron momentos muy emotivos al volver a encontrarse con sus compañeras y recordar tantas vivencias compartidas en las estancias del palacio y los jardines. Además, pudieron disfrutar de una exposición de fotografías aportadas por ellas mismas. Muchas de las antiguas alumnas no habían vuelto desde entonces y se mostraron muy asombradas con el aspecto del recién recuperado jardín y de las obras que se están llevando a cabo en el interior. Hace unos meses, algunas de ellas acompañaron al alcalde, Antonio González Terol, en la plantación de uno de los árboles en su honor.

Las niñas terminaron su visita con un paseo por los lugares que recorrían en su niñez y recordaron las procesiones del Corpus, el convento de las Carmelitas, al que acudían a por leche o la Plaza de la Villa, en la que realizaban las tómbolas para las misiones.

El palacio recupera poco a poco su esplendor gracias a la restauración que se está acometiendo, cuya primera fase concluirá en pocas semanas. Las obras han incluido las fachadas y portones laterales de acceso, el muro perimetral, la capilla, la sala de música y los vestíbulos de la planta baja, además de la primera terraza del jardín, inaugurada el pasado mes de marzo y de la que vecinos y visitantes pueden disfrutar a diario porque se encuentra abierto al público entre las 10:30 y las 22:00 horas.