6 trucos para poner a tu dinero a trabajar para ti

Si eres de esas personas que están interesadas en mejorar sus ingresos y cada vez estás buscando nuevas oportunidades para emprender, seguramente te has encontrado con lecturas de expertos en el tema de las finanzas personales y las riquezas que recomiendan "poner el dinero a trabajar para ti" en vez de que tú trabajes por él

10 de julio de 2018

6 trucos para poner a tu dinero a trabajar para ti
Inversiones

En la actualidad, la mayoría de las personas trabajan por dinero, es decir, intercambian su tiempo, sus habilidades, experiencia y conocimiento por una remuneración económica que en muchos casos no es la más ideal. Sin embargo, gran parte de ellos se conforman porque no son conscientes de las cosas buenas que pueden alcanzar si cambiaran su manera de pensar de forma radical. Si el trabajo donde estás actualmente te está dando estas señales de Gananci, la mejor decisión que puedes tomar sería dejarlo.

En los riesgos - a pesar de que muchos les huyen- se esconden cosas bastante buenas. Es como cuando estás en un lugar nocturno y ves una persona que te atrae, puedes tomar el riesgo de acercarte y hablar, las probabilidades son 50/50, pero vale la pena tomarlo porque si la persona te corresponde habrás ganado y en caso de que te rechaza seguirás con tu vida como estaba antes de eso, así que no perdiste nada.

Quizá el ego se resienta un poco pero no es un mal para morirse. En ese intento tendrás más experiencia para que la próxima persona no te rechace porque no cometerás los mismos errores.

Eso mismo ocurre en otros aspectos de la vida. Si te arriesgas tendrás probabilidades de mejorar y también de fracasar, pero si se te da lo que buscas, tu vida podría dar un giro de 180º. Eso es lo que ocurre cuando te atreves a dar el paso de cambiar tu pensamiento. Por supuesto que es difícil porque se trata de renunciar a algo a lo que ya estás acostumbrado, pero al tomar el riesgo te estás diciendo a ti mismo que te crees capaz, lo que es fundamental para lograrlo.

El primer libro donde leí el concepto de poner a trabajar el dinero para ti fue en el best seller del año 2000, Padre Rico, Padre Pobre, escrito por Robert Kiyosaki y Sharon Lechter. Esta es una lectura recomendada para cualquier persona que quiera iniciarse en el proceso de hacerse cargo de sus ingresos y tomar responsabilidad por la situación económica de su vida sin colocar excusas.

Lo siguiente que encontrarás son algunos trucos para que puedas hacer esto una realidad y no se quede simplemente en un concepto bibliográfico ya que es algo que ha sido comprobado que sí funciona:

1.- No te conformes: este es uno de los primeros pasos porque se trata de la motivación que te hará pasar a la acción en lugar de quedarte estancado. Cuando empiezas a sentir incomodidad por la situación y en vez de aguantártela, haces algo al respecto, eso es admirable porque no todas las personas se atreven a hacerlo.

2.- Conoce los cuadrantes: según diferentes autores de libros, existen 4 formas de ganar dinero: como empleado, autoempleado (autónomo/ freelancer), empresario e inversor. Y en realidad no importa si no perteneces a la última categoría en la actualidad, siempre puedes lograrlo si te lo propones. Además, también puedes estar en más de un cuadrante al mismo tiempo.

Cuando eres consciente de estas 4 categorías y en el cuál o cuáles te encuentras, estarás más cerca de empezar a colocar a tu dinero a trabajar para ti, en vez de que seas tú quien estés esforzándote para conseguirlo.

3.- Diversifica: mientras más fuentes de ingreso tienes, mejor lo estás haciendo, ya que no puedes depender de una sola si lo que quieres es alcanzar la libertad financiera. Por eso es que ves a grandes y prósperas personas de negocios que así tengan una empresa exitosa no desperdician otras oportunidades de negocio y normalmente tienen más de uno en la misma industria o en otras.

4.- Alimenta tu criterio: entre las características principales de los emprendedores exitosos está la de tomar riesgos y saber tomar decisiones oportunas. Pero también debes tener sabiduría para saber cuáles son los riesgos que vale la pena tomar y cuáles es preferible pasar por alto.

Esto lo puedes saber mientras más te informes acerca de las industrias en las que participas, las lecturas que realices y todo el conocimiento que puedas obtener para seguir creciendo en tu camino como inversor. Nunca rechaces el conocimiento.

5.- Prioriza: aquellas fuentes de dinero que no requieran de tu trabajo y esfuerzo directo para seguir produciendo son las que tienes que poner en primer lugar ya que ese es el tipo de ingresos que necesitas para alcanzar la libertad financiera.

Las regalías, intereses y el dinero que percibas de manera residual deben ser tus objetivos principales ya que estos no pararán de llegar incluso cuando no estés trabajando, lo que es la situación ideal.

6.- No gastes el dinero como siempre lo has hecho: es bueno darse gustos, pero no antepongas el placer inmediato por las metas que puedes alcanzar en el mediano y largo plazo. Ahorra de forma inteligente y utiliza ese dinero para engrandecerlo de manera independiente.

El marketing multinivel, las inversiones por Internet como las opciones binarias, otro tipo de trading online o negocios más tradicionales en los que te enfoques en poner en marcha a través de un equipo de trabajo son excelentes opciones que puedes comenzar desde ya sin necesidad de dejar tu trabajo, hasta que ya te sientas listo para hacerlo.