POR QUÉ LA PASIVIDAD ES EL PEOR PROBLEMA DEL BULLYING

Patricia Peyró @kontrolparental

11 de mayo de 2018

Los adolescentes protagonizan este vídeo reflejando la importancia de "levantarse" contra el bullying

Uno de los grandes problemas del bullying es el silencio que lo rodea.  Siendo un tema de gran preocupación para todos (niños, padres y comunidad educativa), mantiene un halo de secretismo que lo alimenta y mantiene vivo.  Los expertos en materia de acoso escolar advierten de la peligrosidad de ese mutismo como factor clave para erradicar el bullying.  A esta advertencia se unen los propios niños, conscientes del problema, tal y como se muestra en este vídeo realizado por una niña de 18 años, ganadora de la campaña #Upstand realizada en Nueva Zelanda.

¿Por qué callan los niños en lugar de denunciar?

Aunque el principal hostigador y promotor de la violencia escolar suela ser un solo niño, acompañado de un par de secuaces que toman un papel muy activo en el acoso escolar, hay que destacar el papel de los testigos que no hacen nada por evitar la sucesión de nuevos episodios de bullying.  Desde su pasividad, y aunque sea sin darse cuenta, consienten que el acoso suceda y se desarrolle, muchas veces con desenlaces trágicos.  Son los llamados "espectadores", bien definidos dentro de la teoría del Círculo de Oweus 

El espectador es aquel que ve lo que sucede, y que puede actuar animando al acosador a mantener el acecho, puede comportarse pasivamente y sin hacer nada o puede, por el contrario, tratar de ayudar a la víctima a salir de la situación.  A pesar de que, teóricamente, no toman posición bajo el supuesto de "no es cosa mía", por ser mayoría tienen un gran peso dentro de la situación de acoso.  En cierto modo podría decirse que con su silencio dan consentimiento para que la situación se repita.

Levantarse o quedarse parado frente al bullying Bystander /Upstander

El vídeo de la autora y ganadora del premio Samantha Plunkett reivindica la importancia de alzarse activamente contra el bullying, por oposición a quedarse parado sin hacer nada.  Dirige su mensaje a aquellos espectadores pasivos del bullying que, con su mutismo, lo perpetúan.  E invita a la reflexión a otros chicos de su edad sobre sin son "Bystanders" (espectadores pasivos) o "Upstanders" (alguien que se levanta para ayudar a los demás).

La joven autora del guión se muestra esperanzada respecto a una futura erradicación del acoso escolar. "Espero que este vídeo sea inspirador y aumente la confianza que hay que tener en uno mismo para alzarse activamente contra el bullying", ha expresado.

Ser el cambio

El movimiento #UpStand es el protagonista de la ONG BeTheChangeNz (Sé el cambio), cuya página web promulga la importancia de manifestarse y alzar la voz frente al bullying, dentro de un acto que ellos consideran como verdaderamente heroico.   Sus vídeos están repletos de testimonios de todas la partes que componen el complejo entramado del acoso escolar, pero centrándose especialmente en aquellos que lo mantienen desde la pasividad (los "bystanders"), mostrándose su transformación hacia el papel activo propio de los "upstanders".

¿Te ha gustado este artículo? Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.