¿En qué consiste exactamente el compliance?

los grandes despachos de abogados y firmas de auditoría se encuentran potenciando sus áreas de compliance, para poder brindar esta función a aquellas empresas que lo requieran.

17 de abril de 2018

¿En qué consiste exactamente el compliance?
Compliance

¿En qué consiste exactamente el compliance?

El cumplimiento normativo, o compliance, consiste en establecer las políticas y procedimientos adecuados y suficientes para garantizar que una empresa cumpla la normativa aplicable. Ese cumplimiento afecta también a los directivos, empleados y agentes vinculados.

No deben considerarse dentro del marco normativo tan solo las normas legales, sino que hay que considerar también las políticas internas, los compromisos con los clientes, proveedores o terceros, y sobre todo los códigos éticos que la empresa se haya comprometido a respetar. Existen muchos casos en los que una actuación puede resultar legal, y sin embargo no ética.

¿Qué fases conforman el compliance?

Dicha función se lleva a cabo a través de cinco conjuntos de actuaciones, las cuales tienen que coordinarse entre sí y planearse con todo detalle. Dichos conjuntos son los siguientes: en primer lugar la identificación, es decir, identificar los riesgos a los que se enfrenta la empresa, teniendo en cuenta tanto su severidad e impacto como la probabilidad de que ocurran.

Después llega la prevención. Es decir, una vez que se conocen los riegos, hay que diseñar e implementar los procedimientos de control que protejan a la empresa. Tras esto hay que realizar una monitorización, ya que la efectividad de los controles implementados  ha de ser supervisada, informando a la dirección de la exposición de la empresa a los riesgos, y realizando cuantas auditorías periódicas sea necesario.

El siguiente paso es la resolución. Cuando a pesar de todo surge algún problema de cumplimiento, debe trabajarse en su solución. Finalmente llega el asesoramiento, dado que los directivos y trabajadores tienen que recibir toda la información necesaria para realizar su trabajo con arreglo a la normativa vigente.

Que.png

Las funciones del compliance han cambiado de manos

Cabe destacar que estas funciones recaían tradicionalmente en los departamentos de asesoría jurídica, de forma general. Pero dada la mayor complejidad regulatoria que rige hoy día, han surgido personas especializadas en ellas, sea dentro de la empresa, o bien como parte de compañías especializadas en compliance.

Es por ello que los grandes despachos de abogados y firmas de auditoría se encuentran potenciando sus áreas de compliance, para poder brindar esta función a aquellas empresas que lo requieran.

Por otro lado, dentro del programa de la empresa, los encargados de compliance pueden trabajar de manera centralizada, diseñando y controlando las actividades de toda la organización, o bien de modo descentralizado, integrándose en las diferentes áreas de la empresa de una forma más autónoma, aun cuando haya una persona supervisora a nivel general.

El Congreso Internacional de Compliance se celebrará próximamente

Próximamente tendrá lugar en Madrid el Congreso Internacional de Compliance, un referente nacional e internacional para todos los profesionales de este ámbito. El compliance es una materia de evolución constante a nivel global, razón por la cual es fundamental saber cuáles son las tendencias que se aprecian en otros países, para anticipar prácticas que se están convirtiendo de exigencia común en las transacciones internacionales, y que terminarán por ser también una expectativa nacional.