Sigue estos consejos, y conseguirás una buena reputación online

Aprende a aumentar el valor de tu imagen online, ya que esto puede llegar a ser un factor importante en la salud de tu negocio

8 de noviembre de 2017

Sigue estos consejos, y conseguirás una buena reputación online
Habilidades

Una vez que una página web comienza a estar operativa en Internet, comienza el ciclo de vida de la reputación online de la marca en cuestión. Un factor decisivo que no se puede ignorar, ya que de este aspecto depende en gran parte el devenir del negocio.

La imagen online puede ayudar a aumentar el volumen de ventas, pero también a ahuyentar a los clientes. En ocasiones el apartado de "quiénes somos" es demasiado poco informativo, lo cual lleva a dichos clientes a buscar más información por su cuenta en Google.

¿De verdad quieres contarlo todo?

Pues bien, lo cierto es que en el buscador los usuarios pueden encontrar toda clase de opiniones de otros navegantes, y es muy complicado esconder los errores a ojos de estos. No obstante, conseguir una reputación online a la altura de empresas como iDental es posible, siempre que se siga una serie de pautas.

En primer lugar, hay que valorar si la información que se quiere ofrecer al público puede afectar a la vida personal de la persona de la que procede. En caso de que se quiera promocionar a la persona que hay tras la marca, hay que elegir si es mejor involucrarse, o mantenerse en el anonimato.

Vigila lo que se habla de ti en Internet

Por otro lado, siempre se puede recurrir a Google para ver lo que se está comentando sobre la marca en la red. Siguiendo con el caso de iDental, se pueden encontrar comentarios de clientes satisfechos por toda la red, algo que incrementa exponencialmente la confianza de los futuros consumidores.

De igual forma, resulta de gran ayuda crear una alerta de Google para el nombre de dicha marca o de la persona que hay detrás, de forma que cuando este nombre aparezca en Internet, se recibirá una notificación por correo electrónico.

Así también es importante prestar atención a la configuración de privacidad en las principales redes sociales. Hay que estar atento a las contraseñas de las cuentas en dichas redes, dado que estas son un canal continuo y directo para el acceso a datos personales. Existen incluso herramientas que permiten generar y administrar contraseñas, las cuales resultan de gran ayuda en este tema.

Lo que escribes puede ir directo a los primeros puestos de Google, ¡aprovecha!

Una práctica ideal por parte de los community managers que usan una misma cuenta de una red social, es twittear con el nombre real. Esto se debe a que, si son varias personas las que se encargan de la administración de la cuenta, al utilizar una firma personal con un hashtag en el mensaje posteado, se puede saber quién es el responsable de cada post en concreto.

Cabe destacar también que, de forma muy común, algunos mensajes procedentes de las redes sociales se colocan entre los primeros resultados del buscador. Así las cosas, conviene escribir artículos y comentarios en los blogs, foros y web más importantes, utilizando el nombre real.

Esto no solo sirve para informar a los lectores sobre lo que se hace en un momento determinado, sino para informar sobre enlaces de interés o noticias de actualidad que guarden relación con los intereses propios.