Consejos para emprender con éxito en verano

Una época ideal para poner en marcha un proyecto de emprendimiento, aunque este tenga carácter temporal

18 de julio de 2017

Consejos para emprender con éxito en verano
negocios veraniegos

Todo el mundo espera con ansia la llegada del verano. Se trata de una época del año en la que prácticamente todo son ventajas: el tiempo permite hacer gran cantidad de actividades, se coge permiso en el trabajo, y además es momento de reencuentro con amigos y familiares. De manera que el verano invita al disfrute y a relajarse.

Pero también es una época ideal para poner en marcha un proyecto de emprendimiento, aunque este tenga carácter temporal. Dicha época del año también representa muchas ventajas en este sentido, siempre y cuando se tengan en cuenta las siguientes claves.

No te fijes en lo que venden los que más están ganando

Suele ser muy habitual entre los emprendedores que empiezan, pensar que los mejores nichos de mercado son aquellos que están teniendo mucho éxito. Pero esto no es así, ya que esos nichos eran los mejores para emprender en su momento, pero ahora se encuentran en una fase diferente, en la que la competitividad entre las empresas que los integran es muy alta.

Para emprender con éxito hay que tener un poco más de visión de futuro. Por poner un ejemplo, se podría pensar que el verano es un buen momento para emprender en el sector de las piscinas, pero este ámbito de mercado ya está muy ocupado. De manera que quizás sea mucho mejor pensar en poner un negocio de cubiertas para proteger del calor, ya que las empresas que forman parte de este sector son muchas menos.

Fíjate en lo que hace la competencia, pero a corto plazo

A la hora de emprender, es indispensable contar con un presupuesto mínimo. No obstante, el mundo empresarial es muy incierto en los comienzos, por lo cual siempre hay que invertir con inteligencia en este ámbito, ya que por muy buena que parezca la idea de negocio, aquí nunca hay nada seguro.

Por lo cual, siempre es una buena idea estudiar a las empresas de la competencia, para ver qué tipo de acciones llevan a cabo. Esto debe hacerse antes de empezar el negocio, pero no mucho tiempo antes, sino aproximadamente entre dos y cuatro semanas previas. A menos que se trate de un proyecto demasiado complejo y que requiera de mucho tiempo, este es un plazo adecuado para estudiar qué tendencias están teniendo lugar en el mercado, para tomar nota de ellas.

Haz un huequito a los productos complementarios, pero céntrate en el principal

A la hora de comenzar un proyecto de emprendimiento, nunca se debe pensar en diversificarse en exceso. Llegará el momento en que esto pueda hacerse, pero al principio hay que apostar fuerte por un producto principal, en el cual el emprendedor debe poner todo su empeño.

Aun así, no está de más comenzar a pensar, sin demasiadas expectativas todavía, en algún tipo de producto que pueda complementar a ese principal. Mientras esto requiera una mínima inversión, tanto a nivel económico como temporal, se puede comenzar a poner en marcha un proyecto de este tipo.

También cabe resaltar que precisamente, una manera de emprender es que el producto principal que venda la empresa sea el complementario a otros que venden otras, y que en ese momento estén en auge.