Emprendedor: valora tu proyecto de forma realista

Aunque para emprender hay que ser altamente positivo, no se trata de aferrarse a que el proyecto que se va a lanzar es el único ni el mejor

25 de abril de 2017

Emprendedor: valora tu proyecto de forma realista
Evaluar proyecto

Emprender está de moda en España. Cada vez son más las personas que se inspiran en otras a las que les está yendo bien en sus propios negocios para lanzarse a la aventura del emprendimiento. Esto está dando lugar a gran cantidad de contenidos de todo tipo, sean libros o sean online, con las fórmulas para conseguir el éxito en este ámbito.

Algunos autores de este tipo de contenidos apuntan a que uno de los principales errores que hay que evitar a la hora de emprender, es no reconocer que se trata de un proyecto en el que no hay que esperar que nadie más crea. Aunque se cuente con un equipo, nadie se va a implicar tanto como quien pone en marcha la idea, y por lo tanto no hay que escuchar las voces negativas dispuestas a desalentar.

Por otro lado, los autores también encuentran que emprender hoy día es más seguro. Tanto las entidades bancarias como el gobierno, las empresas y los medios de comunicación ponen especial énfasis en lo relevante que es el emprendimiento. El desarrollo del marketing contribuye al buen momento que atraviesa este ámbito, de lo que es buen ejemplo Boticana, parafarmacia online que está consiguiendo un gran éxito en la red.

Aunque para emprender hay que ser altamente positivo, no se trata de aferrarse a que el proyecto que se va a lanzar es el único ni el mejor. Hay que estudiar diversos factores implicados en el desarrollo del negocio, por ejemplo la dimensión del mercado al que se va a dirigir, o lo que es lo mismo, el nivel de competencia al que se va a enfrentar.

Es mejor contar con un socio con el que se comparta el mismo fin

También hay que evitar caer en el error de querer hacerlo uno solo. Que seas el que mayor implicación tenga en el proyecto, no significa que un emprendedor no pueda contar con un socio que comparta con él los mismos objetivos.

Igualmente, tampoco hay que sobrevalorar de forma poco realista la idea que se pretende llevar adelante. Los expertos opinan que el simple hecho de tener una idea es lo que más engancha al propio emprendedor. Se trata de un momento en el que aún no se han invertido recursos, y lo siguiente que se hace es registrarla. Pero esto no es suficiente, porque hasta aquí no se ha conseguido realmente un proyecto.

No tengas miedo a contar tu proyecto, ya que la idea inicial no será el negocio final

En este ámbito se ha denotado que existe demasiada sobreprotección. A menudo no se exponen los proyectos por miedo a que se copien, cuando realmente va una gran diferencia de la idea que en principio se tiene a lo que realmente termina siendo.

Las capacidades y el esfuerzo se demuestran realmente en la validación y la puesta en marcha del proyecto. Frecuentemente, lo que ocurre es que los negocios nuevos son la evolución de otras ideas que se tuvieron en momentos anteriores.