El producto no es todo en el proceso de compra

La satisfacción obtenida en una compra por internet no solo depende de la calidad del producto que se compra. Si bien este hecho es muy importante, la experiencia de compra online está principalmente marcada por aspectos como la entrega del producto y la política de devoluciones

4 de abril de 2017

El producto no es todo en el proceso de compra
Compras online

Hacer compras por internet es algo que cada día está más en auge. Cada vez más personas aprovechan las ventajas que supone hacer uso de una tienda virtual para adquirir cualquier tipo de producto. La comodidad y la facilidad que supone comprar en un e-commerce son aspectos que cada vez se valoran y se potencian más.

La satisfacción obtenida en una compra por internet no solo depende de la calidad del producto que se compra. Si bien este hecho es muy importante, la experiencia de compra online está principalmente marcada por aspectos como la entrega del producto y la política de devoluciones que el comercio ofrezca.

Volver a comprar o buscar otro sitio

La oferta de productos por internet es enorme. Es fácil encontrar muchos sitios que ofrecen productos parecidos, por lo que para poder tener éxito en este mundo virtual es imprescindible tener una serie de aspectos claros.

Por una parte, los consumidores de este tipo de comercio valoran cada vez más las entregas. No les sirve que un producto les llegue, debe llegar en el tiempo que ellos necesitan. Está claro que los compradores online necesitan obtener su artículo, por algo han pagado por él, pero lo quieren cuanto antes, o en el plazo de entrega que han solicitado. Recibir un pedido tarde puede ocasionar que un usuario no vuelva a comprar en esa tienda online, que busque otras opciones que le sirvan tal cual quiere y necesita.

Otro aspecto que valoran mucho los consumidores es la política de devoluciones. Quieren tener la tranquilidad de que si el pedido no es lo que ellos esperaban, no se cubren las expectativas creadas en el momento de la compra, pueden devolver el articulo teniendo la tranquilidad de que recuperan su dinero sin problemas. Comprar en internet debe ofrecer unas garantías extras, dado que no se realiza la transacción en persona, se debe confiar en el buen hacer del vendedor.

No podemos dejar de obviar que las compras por internet ha hecho crecer la privacidad a la hora de comprar ciertos artículos o contratar servicios. Esto ha supuesto que  negocios como sex shop hayan sido de los sectores más favorecidos por el crecimiento ecommerce principalmente por la seguridad que ofrece internet a la hora de mantener la privacidad en las compras.

Ganar clientes es cuidar de ellos

Ganar clientes en un comercio online o en uno físico supone cuidar adecuadamente de ellos. Hacer que sientan la tranquilidad de que obtendrán lo que están buscando, que saldrán con la sensación de que han comprado lo que querían. Esa sensación debe transmitirse en internet, donde no se puede ver el producto físico hasta que lo tenemos en casa. Este aspecto implica realizar una entrega adecuada de dicho producto, en la dirección que se indique, en el plazo estipulado y contar con una política de devoluciones que asegure que todos los clientes podrán ejercer su derecho a devolver un producto, de la misma forma que pueden hacerlo cuando acuden a una tienda física. Un cliente satisfecho generará comentarios positivos que pueden conducir a un aumento de visitas y por tanto de las ventas en un comercio online.