6 CAMPAÑAS CONTRA LA ANOREXIA, LA BULIMIA Y EL BULLYING

Patricia Peyró @kontrolparental

5 de marzo de 2017

6 CAMPAÑAS CONTRA LA ANOREXIA, LA BULIMIA Y EL BULLYING
Detrás del acoso escolar existen complejos entorno la percepción del niño sobre su propia imagen corporal.

Diversos estudios han constatado la importancia que cobra el aspecto físico en edades adolescentes, momento en que estos son muy vulnerables a la presión social sobre lo que se espera de ellos en todos los sentidos, incluido el de su look y apariencia física.   Factores como el  peso, la altura o la forma de vestir pueden convertirse para una razón suficiente para cometerse bullying entre jóvenes.

A pesar de existir estas generalidades comunes en los diferentes casos, hay que tener en cuenta el impacto de la auto-percepción, o de lo que el niño piensa sobre sí mismo.  Este será determinante para poder combatir el acoso por bullying, que se alimenta fundamentalmente de necesidades cambiantes y complejas de estos jóvenes.

Desmontando mitos físicos

En respuesta a la obsesión corporal en relación con la autoestima y la forma de comunicación del adolescente  , varios frentes luchan contra la presión social de los estereotipos entre los jóvenes de temprana edad. 

A través de algunas campañas de entidades especializadas y de influencers (fundamentalmente Youtubers) se busca generar conciencia social contra la tiranía de la belleza física, en la que está la génesis tanto de trastornos de alimentación como la anorexia y la bulimia, como del peligros bullying o acoso escolar.

VÍDEO 1:  Desnudando cuerpos reales.

Personas reales se desvisten para averiguar lo que otros piensan realmente acerca de su cuerpo, y quizá con algunas sorpresas:  las chicas no necesitan parecer famélicas ni los chicos estar extremadamente musculados para resultar atractivos al sexo opuesto.  Para gustos pintan colores, tatuajes, pelos, o grasa abdominal... Y a cada persona le gusta una cosa.

VÍDEO 2:  ¿Te sientes feo hoy?  Mira esto

Cada día la tiranía del Social Media nos tortura con mensajes acerca de la supuesta apariencia física que debemos mantener para alcanzar el éxito social, una imagen generalmente inalcanzable y basado en modelos que poco tienen que ver con la realidad de la mayoría de los mortales.  La consecuencia es que muchos adolescentes ven minada su autoestima:  se ven feos, raros, gordos, e incluso así lo manifiestan literalmente a través de sus mensajes on-line. Por el contrario nos quedamos con otro mensaje:  "La belleza se produce si te aprecias.  Cuando te quieres a ti mismo es cuando estás más guapo".

VÍDEO 3:  Eres fea

Con este vídeo, y ya abandonando la campaña de la ONG e incorporando otras fuentes, la modelo Danielle Mansutti muestra su sensibilidad ante la cantidad de suicidios cometidos anualmente por acoso y por ciberbullying, en un movimiento de lucha contra los haters de internet que consiguen hundir la autoestima de otros con mensajes cargados de maldad.

VÍDEO 4:  Eres asquerosa

En esta ocasión, la modelo y Youtuber My Pale Skin quiso comprobar en sus propias carnes el efecto de lucir sin maquillaje, exponiéndose durante tres meses a la crueldad de aquellos que insultan por deporte.  En su vídeo demuestra que hasta la persona más atractiva y con cara de ángel puede ser pasto de los malos tratos de los demás por algo tan absurdo como tener granos, mostrando algunos de los crueles mensajes cien por cien reales que llegó a recibir.

VÍDEO 5:  La respuesta adolescente a "Eres asquerosa"

No todo parece estar perdido, y la reacción al vídeo anterior no se hizo esperar entre jóvenes adolescentes defendiendo y exigiendo un respeto preguntándose acerca del porqué del sinsentido de "perder el tiempo metiéndose con los demás para hacerles sentir mal".

VÍDEO 6:  "Soy fea"

Muchas veces el enemigo no está en el colegio ni en internet, sino en nuestro interior.  Este es el caso de tantas niñas que, a medida que crecen, se exigen cada vez más y más físicamente, castigándose por no conseguir alcanzar esa supuesta perfección dictada por otros.  Lo que no vemos feo en los demás, ¿por qué juzgarlo en uno mismo olvidando el daño que nos hace?  La analogía con "el niño interno" puede ayudar a entender el daño que se inflingen las jóvenes obsesionadas con adelgazar o cumplir con objetivos físicos imposibles.