Fudge de chocolate y pistachos

Un perfecto final para cualquier cena, pero especialmente en estas Navidades... ¡No dejes de probarlo! Te prometo que no te arrepentirás

23 de diciembre de 2016

Fudge de chocolate y pistachos
Fudge de chocolate y pistachos

Ingredientes:

200 gramos de chocolate negro
150 gramos de chocolate con leche
1 lata de leche condensada (370 gr)
30 gramos de mantequilla
1 cucharadita de sal en escamas (o gruesa)
1 cucharadita de pimienta de Jamaica o allspice (o ½ cucharadita de clavo molido y canela molida, y una pizca de nuez moscada molida)
100 gramos de pistachos pelados
75 gramos de nueces de macadamia (si no las podéis conseguir, utilizad solo pistachos)
La ralladura de un naranja

Preparación:

En una olla ponemos la leche condensada, la mantequilla, la sal, las especias y el chocolate troceado finamente a fuego medio-bajo, hasta que lentamente se funda. Mezclando cada cierto tiempo con una espátula de silicona, podemos preparar los frutos secos.

Pelamos los pistachos y las nueces de macadamia. Las ponemos en una bolsa para congelar (de las que tienen un cierre en la parte superior) y aplastamos con el rodillo para que se muelan los frutos secos de forma irregular. Así quedarán trozos de distinto tamaño que sorprenderán a quienes prueben el fudge. Reservamos.

Una vez fundido el chocolate, retiramos del fuego y mezclamos bien con los frutos secos. Reservamos.

Cogemos una fuente cuadrada de unos 20-23 centímetros, forramos bien con film transparente el fondo y los laterales, y vertemos nuestra mezcla de chocolate con la ayuda de una espátula, cubriendo toda la fuente y nivelando la superficie. No debería quedar de una altura mayor a 2-3 centímetros. Espolvoreamos con la ralladura de naranja y metemos en la nevera unas 6 horas.

Una vez que se ha endurecido, podemos cortarlo con un buen cuchillo en cubos de 2-3 centímetros y guardar en la nevera hasta que se consuman. Yo los guardo en una caja de metal forrada de film transparente y tapada. Se mantiene varios días sin perder su sabor y aroma.

¡FELIZ NAVIDAD!