NAVIDAD DE JUGUETES Y DISPOSITIVOS: 5 CONSEJOS PARA CONFIGURARLOS CON SEGURIDAD

Patricia Peyró @kontrolparental

18 de diciembre de 2016

NAVIDAD DE JUGUETES Y DISPOSITIVOS: 5 CONSEJOS PARA CONFIGURARLOS CON SEGURIDAD
¿Vigilamos lo suficiente la seguridad del internet de las cosas?
Tanto Papá Noel como los Reyes Magos se encuentran ya inmersos en la búsqueda de los regalos para los niños y adultos que se han portado bien este año. Los dispositivos electrónicos son unos de los grandes protagonistas de la Navidad:  los más pequeños han aprovechado para pedir su primera Tablet, mientras que los mayores renovaremos el Smartphone que ya se estaba quedando obsoleto.  
Además de móviles y ipads, muchos de los nuevos juguetes de moda que vendrán con la Navidad,  requerirán de una configuración de conectividad una vez sacamos el regalo de la caja.  Decirlo puede sonar a obviedad, pero en realidad solemos reflexionar poco sobre ello, tal y como saben los ciberdelincuentes.   Éstos ponen sus ojos no sólo en los dispositivos, sino también en los muñecos interactivos, robots, drones o videoconsolas.  

El avance de la tecnología continúa expandiendo los límites y capacidades de los dispositivos conectados en el hogar. Cada vez hay más aparatos que se conectan a Internet y son más accesibles. Según reporta Gartner la empresa de consultoría e investigación de las nuevas TIC, existen 6.400 millones de dispositivos conectados a Internet, un 30% más que en 2015, por lo que la posibilidad de ataques está creciendo y los usuarios deben ser conscientes de las opciones que tienen los ciberdelincuentes a la hora de buscar nuevas opciones para cometer sus delitos contra la seguridad de los dispositivos y aparatos conectados. 

Por esta misma razón debemos estar preparados.  Así lo advierte ESET, la mayor empresa de seguridad informática con sede en la Unión Europea, desde donde han recopilado una serie de consejos para que los usuarios puedan disfrutar de los dispositivos conectados recibidos estas navidades sin preocupaciones:

·         Lo primero que hay que hacer nada más desempaquetar el dispositivo es cambiar la contraseña de acceso. Todos los aparatos vienen con una contraseña por defecto que suele ser muy fácilmente reconocible por los ciberdelincuentes (0000 o similar).

·         Bloquear las cámaras para evitar accesos no deseados o instalar módulos de seguridad en el PC que regulen los accesos a la webcam y monitoricen los procesos y aplicaciones que la utilizan.

·         Eliminar las conexiones a Internet cuando no sean necesarias. Por ejemplo, debemos preguntarnos si el nuevo dispositivo que le han regalado a nuestro hijo tiene que estar conectado todo el día o sólo cuando juega con él.

·         A la hora de conectar el dispositivo a Internet mediante una red wifi, es necesario asegurarnos de que usamos a una red de confianza, preferiblemente la del propio usuario.

·         Actualizar el router y todos los dispositivos de seguridad, como el cortafuegos o el antivirus.

Por su parte, también la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha advertido de los riesgos que suponen para los niños determinados juguetes conectados que se encuentran a la venta en nuestro país. Subrayan la vulnerabilidad para la seguridad y privacidad de los más pequeños que su uso podría suponer. Los resultados del estudio de la OCU revelan una violación de la normativa europea en materia de protección de datos y de protección de los consumidores y plantean serias dudas en torno a la seguridad de estos juguetes.